Morelia, Michoacán

La detención de 167 hombres armados en la comunidad de Tiamba, municipio de Uruapan, el sábado pasado, más que una acción derivada de una estrategia, fue una trampa, aseguró el diputado federal, Francisco Javier Huacus Esquivel.

“Creo que sí les tendieron una trampa, porque capturar a 167 individuos que no dispararon, que traían 233 armas, entre fusiles Barret, cuernos de chivo y lanzagranadas… que no hayan disparado ni una sola bala. Entiendo que algunos alcanzaron a huir cuando empezó el momento de la detención”, dijo el legislador en el programa Los Demonios Sueltos.

“Si hubiese sido una acción sorpresiva, hoy el estado estaría incendiado, no creo que este grupo no tuviera alianzas con otros que operan en el estado, y si hubiese sido con una estrategia, cómo los iban a encontrar a todos concentrados en un mismo lugar y con armamento”, cuestionó el diputado integrante de la Comisión de Seguridad Pública.

“Creo, más bien, que de pronto hay actuaciones federales y después le informan al gobernador y de ahí parten algunas narrativas que pudiesen ayudar”, expuso el legislador por Apatzingán.

Le pareció también inconsistente la aseveración de que en el lugar de la captura, la presencia de fuerzas federales y estatales superaba 4 a 1 al grupo armado que fue detenido. “Entiendo que el operativo fue coordinado desde la Sedena o desde la Secretaría de Seguridad Pública, es la información que tengo de primera mano”.

El legislador Huacus dijo entender que los mandos castrenses han establecido una política de cero tolerancia en la aplicación de la ley y todo aquel civil que se ponga frente a las fuerzas armadas y porte un arma de fuego tiene que ser presentado ante la ley, porque es su responsabilidad como militares.

Recordó que hubo un alertamiento del Gobierno Estatal de que no se tolerarán civiles armados, “pero puedo asegurar que hay comunidades donde hay, no 167, hay mil, dos mil individuos que viven bajo esas condiciones, porque Michoacán es de los estados donde hay más armamento ilegal, pero también estrategias erróneas para el desarme”.

Deja un comentario