Comercio informal no regresará al Centro Histórico, no importa qué vendan, advierte Alfonso

160

Morelia, Michoacán

Sean juguetes de adultos o de niños, emprendedores o comerciantes, no vamos a poner en riesgo el Centro Histórico de Morelia, advirtió el presidente Alfonso Martínez Alcázar, “no me escandalizo por lo que venden, pero sí hay que cuidar las formas, hasta los puestos de revistas cuidan las formas y ahí -en el bazar- los juguetes que se vendían no eran artesanías”.

Así, el presidente municipal de Morelia aclaró que, pese a las presiones recibidas, su gobierno continuará privilegiando el cuidado del corazón de cantera para que no pierda su título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad; “vamos a aplicar el reglamento, nada más”.

Martínez Alcázar aclaró que no está en contra de los emprendedores ni de la generación de empleos, al contrario, pero hay que defender un Bando que existe y hay que defender el Centro Histórico y su nominación y en el Bando está plasmado con mucha claridad que uno de los motivos por el que lo puede perder, es el comercio informal”.

Cuestionado sobre el tema de los bazares que denunciaron restricciones por vender juguetes sexuales, el alcalde indicó que al margen del giro, lo que se trata aquí es de la restricción reglamentaria, “eso es lo que no se permite, por qué les decimos que no a decenas de miles de comerciantes que se quitaron del Centro Histórico y se fueron a otras plazas, cuando los que se estaban poniendo ahora, venden lo mismo que ellos (…) más allá del giro, el tema es por qué ellos sí y los otros que dejaron libre el centro histórico, no”.

Ponderó que aún cuando para algunos, el no permitir el comercio ambulante es un tema que llegan a tachar de injusticia, su administración seguirá aplicando la norma.

Foto: Adán García

Evidenció además que hay quienes abusan y mienten a la hora de tramitar permisos:

“Y también hay que decirlo con mucha claridad: hay personas que vienen a tramitar como es el caso de los que se pusieron en la Calzada, que fuimos muy criticados por permitirles y luego por no permitirles, pero cuál fue el asunto, que pidieron un permiso para artesanos de Oaxaca y yo no vi ninguna artesanía y tampoco de Oaxaca, de tal forma que mintieron”.

Y agregó: “Segundo, tramiten un permiso que me parece les cuesta 300-500 pesos y venden los puestos a comerciantes, no a emprendedores, en otros 300 pesos cada puesto, entonces es un negocio particular; no nos espantemos, hay que decir las cosas como son: primero no son emprendedores, segundo, son comerciantes y, tercero, no me escandalizo tampoco por lo que venden, pero sí hay que cuidar las formas, hasta los puestos de revisas cuidan las formas y ahí los juguetes que se vendían no eran artesanías”.

Para el jefe de la comuna, lo principal es cuidar el Centro Histórico, “¿cómo les dices a los demás comerciantes que tendrían derecho de antigüedad que ellos no y otras personas que ni son de Morelia, porque les venden un espacio, sí se pueden poner?”, cuestionó.