Morelia, Michoacán

El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla salió hoy al paso frente a las versiones que cuestionan la detención de 167 presuntos integrantes del grupo armado Pueblos Unidos, sin que se haya realizado un solo disparo aún y cuando estos traían hasta fusiles Barret, capaces de derribar objetivos aéreos y blindados.

De acuerdo con el mandatario estatal, la respuesta es simple: los policías y militares que intervinieron en el operativo superaron 4 a 1 a los civiles armados.

“El estado de fuerza que logró reunirse, la Guardia Nacional, el Ejército, la Fiscalía, la Guardia Civil, fue suficiente para neutralizar a los 167. Los superábamos en número 4 a 1”, destacó durante la conferencia que dio este jueves desde la Casa Michoacán.

Foto: ACG

Bedolla calificó de “quirúrgico” el operativo ejecutado el pasado fin de semana en la comunidad de Tiamba, municipio de Uruapan.

A los detenidos les fueron aseguradas 233 armas de fuego –más de la mitad de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea-, 24 vehículos, más de 700 cargadores y casi 20 mil cartuchos útiles, sin que se disparara uno solo.

“El operativo fue quirúrgico, de manera rápida, sorpresiva para este grupo que transitaba las carreteras con impunidad. Esa es la explicación. Hay quienes quieren guerra en México, pero hay quienes no la queremos”, sostuvo.

Foto: ACG

El gobernador recordó que no es la primera vez que se obtiene un resultado similar sin que se registren disparos. Citó, como ejemplo, la reciente captura de 37 presuntos integrantes de una célula criminal que operaba en el municipio de Hidalgo, y de otras detenciones realizadas en Nuevo San Juan.

“Fue similar (a la de los 167), sin que hubiera un enfrentamiento”, enfatizó.

Deja un comentario