Morelia, Michoacán

Personal adscrito a la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Michoacán llevó a cabo una inspección en puntos de venta de alimentos preparados y bebidas en Pátzcuaro, luego de una queja en redes sociales por el cobro considerado excesivo de una porción de enchiladas.

La instancia federal detalló que se revisaron negocios de este giro en la zona centro de Pátzcuaro y 54 establecimientos cercanos, donde se encontró que efectivamente los puntos de venta incurrían en irregularidades.

Entre éstas, se identificó la no exhibición de precios de bienes y servicios y la insuficiencia de limpieza en la preparación de los productos.

Si bien no se procedió a la instalación de multas o sanciones, la delegación en Michoacán de la Profeco mencionó que se entregaron 103 preciadores y decálogos de buenas prácticas en temporada vacacional.

Asimismo, se determinó que habría una vigilancia del comportamiento de los oferentes, para evitar y, en su caso, penalizar abusos.

Cabe recordar que recientemente, en redes sociales, se expuso el cobro de 800 pesos por un consumo en la zona centro de Pátzcuaro que incluía un platillo de enchiladas.

Aunque el precio fue calificado como excesivo por el quejoso, la instancia federal precisó que el costo de bienes y servicios se rige por la oferta y la demanda, por lo que la obligación de los proveedores es exhibir sus precios y las condiciones en que ofertan el bien o servicio.

Deja un comentario