Morelia, Michoacán

El exgobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo señaló que, en vez de abatir la comisión de delitos, desde 2000 la población ha tendido a perder la capacidad de asombro y a normalizar eventos como los registrados en los últimos días en Jalisco, Guanajuato y Baja California, y en la entidad, en la zona de Uruapan.

México suma más de 20 años en una curva ascendente de inseguridad y violencia, lo que evidencia que los modelos de prevención, combate y erradicación de la criminalidad en el país no han dado resultados.

Esto motiva la búsqueda de un esquema alterno que ataque el problema “a fondo”, objetivo que se espera concretar mediante la reunión de un equipo de expertos que se espera efectuar en el corto plazo.

“Hay muchas dificultades en el país, hace una semana lo vimos en Jalisco y Guanajuato, luego en Baja California, ayer en Uruapan, es una posición muy grave en México, vamos a cumplir 24 años en una ruta ascendente de inseguridad, lo que significa que ninguno de los modelos aplicados ha dado resultados, por el contrario, es normal que sucedan tantos hechos violentos, y no podemos acostumbrarnos”, expuso Aureoles.

Aseveró que “muy pronto” se encontrarán empresarios y actores sociales para generar “una propuesta muy objetiva para detener la ola de inseguridad y de violencia que atraviesa México”.

Ante la detención de personas en la zona de Uruapan por la portación ilegal de armas de fuego, Aureoles Conejo afirmó que “yo no dejé civiles armados, esos están en todos lados”. Celebró que el Ejército Mexicano y otras instancias “hagan esa tarea, pero este tema va más allá de los civiles armados, y se acuerdan de mí”.

Deja un comentario