Ciudad de México

Un colosal aguacero impidió que buzos rescatistas ingresaran ayer para buscar a los 10 mineros atrapados desde el miércoles 3 de agosto en la mina de Pinabete, en Sabinas, Coahuila.

Las brigadas de trabajo, integradas por mineros de empresas privadas y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, suspendieron las tareas, porque alrededor de las 17 horas comenzó la lluvia.

Desde temprana hora del viernes habían retirado escombros, mangueras, tubería y pilotes de madera que obstruían los túneles.

En la mañana, Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, había informado que el ingreso de buzos a la mina era inminente. Mencionó que el avance en el desagüe y las condiciones de la mina permitían entrar.

“Se tienen preparados los recursos necesarios para iniciar las acciones de búsqueda y rescate”, dijo la funcionaria federal.

Si deja de llover, los trabajos de desfogue de la mina van a continuar este sábado por la mañana.

Deja un comentario