Pachuca, México

Por abusos, poco respeto hacia las mujeres, y actitudes homofóbicas, los pobladores del municipio de Zapotlán de Juárez, en el estado de Hidalgo, expulsaron al párroco  de la Purísima Concepción, Francisco de Jesús Contreras Figueroa.

La protesta se llevó a cabo la noche de este jueves a las afueras del templo, donde se concentraron alrededor de 500 personas para exigir la destitución del sacerdote.

Más tarde, los pobladores irrumpieron a la iglesia al grito de “Que se vaya, que se vaya”, mientras que el párroco era sacado por la puerta trasera del templo a fin de evitar que fuera agredido.

Los inconformes tomaron posesión del templo y demandaron que sea asignado al lugar otro cura.

Al sitio se desplegaron elementos de seguridad pública, quienes se ubicaron a un costado de la presidencia municipal, a fin de intervenir si la protesta se desbordaba.

Ayer viernes los manifestantes continuaban en el templo, donde realizaban un rosario para pedir que Contreras Figueroa no regrese a la comunidad.

Deja un comentario