Morelia, Michoacán

La hembra de tigre de bengala, uno de los cuatro felinos rescatados del Black Jaguar-White Tiger, refugio situado en el Ajusco, que arribaron al Zoológico de Morelia, “es la menos adaptada” al recinto.

Autoridades del parque zoológico “Benito Juárez”, informaron que “tiene problemas de tipo conductual, muy seguramente por el maltrato que sufrió en las instalaciones de donde proviene”, es decir, del refugio situado del Ajusco, en donde fueron rescatados cerca de 180 felinos y ejemplares de otras especies, con desnutrición y diversas lesiones causadas por la falta de atención y el abandono.

Los otros tres ejemplares que recibió el recinto faunístico moreliano están bajo el cuidado integral del equipo médico del parque, en un afán de mejorar su calidad de vida; “están más adaptados”, dicta el comunicado.

El jefe de la Unidad Operativa de Atención a Mamíferos, Izmir Solís Quezada, refirió que cada vez “nos tienen más confianza, hemos podido interactuar con ellos, lo que nos permite apreciarlos de cerca y conocerlos mejor, además de poder acceder a ellos para algunas cuestiones de entrenamiento y cuidados médicos”.

Los felinos llevan una dieta y suplementación específica, de acuerdo a su peso y estado de salud; ya no están deshidratados, pero mantienen trastornos metabólicos que tardarán meses en corregir, por lo que todavía no se pueden dar de alta.

Indicó que el león macho que presentaba un cuadro de neumonía, ya fue dado de alta de este padecimiento; come y bebe de manera adecuada, pero continúa con suplementación, ya que tiene anemia.

Tigre baleado, en recuperación

Por otro lado, también habló del tigre de bengala macho que recibió un disparo de arma de fuego en un predio particular en Morelia. Solís Quezada mencionó que es un ejemplar con problemas de comportamiento muy severos que aún no se adapta a las instalaciones del parque.

Añadió que el ejemplar está en un régimen nutricional, toda vez que presenta sobrepeso y que continúa con tratamiento de analgesia y antibioterapia ya que sus heridas aún no sanan.

Deja un comentario