Foto: Archivo.

Washington, EU

Luego de que un juez levantara una orden judicial que lo mpedía, el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos anunció que pondrá fin al programa Quédate en México, el cual exige a los buscadores de asilo esperar en nuestro país mientras sus solicitudes se resuelven en la justicia.

Con esa política, adoptada en 2019 por el ex presidente Donald Trump, decenas de miles de solicitantes de asilo fueron devueltos a México hasta que tuvieran que comparecer ante una corte de Estados Unidos.

El programa fue considerado cruel y peligroso, al dejar a personas vulnerables en condiciones inseguras en poblados fronterizos.

El Protocolo de Protección de Migrantes (PPM), como se denomina oficialmente la política, “tiene fallas endémicas e impone costos humanos injustificados”, agregó el departamento.

Poco después de llegar al poder, Biden intentó suprimir la medida, pero varios estados encabezados por Texas, demandaron al gobierno federal, y un tribunal de la capital ordenó reinstaurar la política.

El caso llegó a la Corte Suprema que determinó el 30 de junio que Biden tiene la autoridad de terminar el programa.

Deja un comentario