Bogotá, Colombia

Ante cientos de miles de personas que apoyaron su plan para transformar el país, Gustavo Petro asumió este domingo como primer presidente de izquierda en la historia de Colombia, un país acosado por la crisis económica y la violencia del narcotráfico.

Exguerrillero, senador y antiguo alcalde de Bogotá, Petro, de 62 años, fue investido por el jefe del Congreso, Roy Barreras, durante una ceremonia en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, a la que asistieron 9 mandatarios y delegaciones oficiales de otros países.

“Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia”, dijo el nuevo gobernante.  

De traje azul y corbata negra, recibió la banda presidencial y tomó juramento a la ambientalista Francia Márquez como la primera vicepresidenta negra de Colombia.

Petro, que sucedió en el poder al impopular Iván Duque, gobernará por 4 años un país de 50 millones de habitantes que por primera vez ingresó a la órbita de la izquierda en la región.

Petro parte de una “posición envidiable, con una mayoría amplia en el Congreso y, en términos de la calle, cuenta con un apoyo que no tuvo antes ningún gobierno en los últimos años”, señaló a la AFP el analista Jorge Restrepo, del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).

Deja un comentario