Ciudad de México – El Universal

La piel es una de las partes más delicadas del cuerpo, por lo que es muy fácil encontrar consejos para cuidarla con productos como la hidratación con sueros y cremas con protector solar. Pero ¿cómo saber lo que es mejor para protegernos? En esta ocasión tenemos para ti algunos tips para elegir un bloqueador, un elemento clave que debes tener presente este verano, y todo el año.

Páginas especializadas en salud aseguran que la piel está expuesta a los radicales libres del medio ambiente, desde partículas de aire contaminando hasta los dañinos rayos solares. “Los rayos solares llamados rayos ultravioleta (UV) pueden cambiar la estructura de tu piel si esta está expuesta de manera continua, y provocar manchas, quemaduras, arrugas prematuras y lunares, provocando melanoma (cáncer de piel)”, señala la compañía Venceramica.

Por lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda adoptar un conjunto de medidas de protección solar cuando el índice ultravioleta (UVI) sea igual o superior a 3, pues asegura que hasta el 80% de los casos de cáncer de piel podrían evitarse con unos hábitos adecuados de protección solar.

Foto: Getty Images

Consejos para elegir el bloqueador solar adecuado

Elegir el bloqueador solar adecuado entre la vasta cantidad de protectores que hay en el mercado puede resultar complicado. Sin embargo, una manera sencilla de hacerlo es revisando las etiquetas que estos productos muestran, pues deben especificar sus características.

Primero, elige un bloqueador con protección solar de amplio espectro, que, tal como lo recomienda la Asociación Americana Contra el Cáncer, son capaces de brindar protección tanto contra los rayos ultravioleta tipo A (UVA) como los del tipo B (UVB).

“Todos los productos de protección solar brindan una defensa contra los rayos UVB, los cuales son la causa principal de las quemaduras de sol y cánceres de piel. Sin embargo, los rayos UVA también contribuyen al cáncer de piel y al envejecimiento prematuro. Únicamente los productos que pasan una determinada prueba pueden etiquetarse como de amplio espectro”, asegura dicha organización.

Por otro lado, otra de las características principales con las que debe de contar un buen bloqueador es que el factor de protección (FPS) sea de, por lo menos, 30. “El número SPF (o FPS) es el nivel de protección que el protector solar brinda contra los rayos UVB. Entre más elevado sea, mayor es el nivel de defensa”, informa la Asociación Americana Contra el Cáncer.

Un factor más de importancia es que el bloqueador debe ser resistente al agua, lo cual no quiere decir que sea a prueba de agua, por lo que se debe leer en la etiqueta el tiempo de duración de su efecto cuando se está por ejemplo en la playa o en una alberca.

Tipos de bloqueadores a elegir

Cabe señalar que los bloqueadores solares pueden ser de varios tipos: cremas, geles, espráis y sticks (aplicadores en bastón o barra) y cada uno puede funcionar de mejor o peor manera, tal como lo señala la fundación Nemours KidsHealth. “Las cremas van muy bien para las áreas de piel seca; los bastones ayudan alrededor de los ojos; y los geles van bien en las áreas con pelo (como el cuero cabelludo); mientras que con los protectores en spray es difícil saber si se ha aplicado una cantidad suficiente”.

Foto: Revista Vive

Por otro lado, la fundación también destaca la importancia que tiene aplicar bloqueador a toda la familia, incluyendo los pequeños.

“Todos los niños necesitan protegerse del sol. La Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) recomienda que todos los niños, se pongan protector solar con un FPS de 30 o superior”.

Ahora ya lo sabes, disfruta del sol del verano cuidando tu piel.

Deja un comentario