Morelia, Michoacán

Personal policiaco perteneciente al área de Tránsito y Movilidad denunció una serie de irregularidades al interior de la misma, las cuales comprenden desde nepotismo, abuso de poder, amedrentamiento, extorsión y condiciones deplorables en los centros de trabajo.

De acuerdo a la información que llegó hasta la redacción de este medio de comunicación, los policías acusan al director de Tránsito y Movilidad, Eduardo Arturo Bailleres, al coordinador de Delegaciones F. Rubalcava y al jefe de circulación J. Bautista, de amenazar, amedrentar y extorsionar al personal que tienen a su cargo, pues aseguran que remueven de área a todo aquel que no cumple con lo que exigen y lo envían a la zona que ellos decidan, sin el debido proceso.

Ejemplifican el caso de 4 policías, quienes habrían sido enviados a la zona de Nahuatzen por oponerse a las exigencias, donde al llegar fueron recibidos por el responsable del área, quien les habría asegurado que llegaban como castigados a ese sitio “para traerlos al pedo hasta que deserten o le bajen de huevos”.

Foto: Cortesía

En dicha estancia habrían pasado hasta 5 días sin agua para bañarse o asearse, ni siquiera un iodoro para sus necesidades básicas, tampoco un sitio dónde dormir, pues cada zona se encuentra con candados para que los castigados no tengan acceso a ellas. Además, mencionan que se someten a jornadas laborales de 12 horas, sin derecho a comidas y 12 días contínuos sin descanso, lo que viola la Ley Federal de los Trabajadores.

Posteriormente, en la denuncia aseguran que el jefe de circulación J. Bautista, cuenta con cerca de 20 motociclistas ‘Aguilas’, quienes deben pagar $2,000 de cuota diarios sin trabajar sus jornadas correspondientes, mientras que otra parte del personal debe laborar horas extras por supuesta falta de personal y que están obligados a dar una couta diaria de $500, además de un vehículo al Corralón, para pagar un porcentaje más a los dueños de las grúas.

En cuanto al cambio de imagen de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a Guardia Civil, denuncian que el mismo jefe de circulación obligó a los motociclistas a pagar de su propia bolsa el cambio de colores de cada unidad, además de la compra de cascos, pues la SSP tendría una década sin proporcionar lo más elemental de protección a policías. Aunado a esto, mencionan que tras la presentación a medios, los allegados a los mandos policiacos retiran el equipo a los elementos pues “ya pasó el evento”, cuyo caso sucede también en las distintas regiones, donde los elementos pagan sus cartuchos, uniformes, fornituras, etc.

Foto: Cortesía

En cuanto al coordinador de Delegaciones F. Rubalcava, denunciaron que lleva a cabo la presunta venta de plazas o Delegaciones y exige una cuota mensual de acuerdo a cada zona.

Finalmente, los elementos policiacos informan que le dan el beneficio de la duda al secretario de Seguridad Pública, José Alfredo Ortega Reyes, respecto al conocimiento de estos actos al interior de la Secretaría.

Deja un comentario