Washington, EU

En un momento en el que se registran cerca de 7.000 casos de viruela del mono en Estados Unidos, el gobierno de este país declaró este jueves una emergencia de salud pública nacional.

Con la iniciativa, las autoridades esperan llevar la respuesta a la enfermedad “al siguiente nivel”, afirmó el secretario de Salud, Xavier Becerra.

La decisión permitirá al gobierno federal destinar más fondos para atender la ola de contagios. En tanto, las agencias de salud podrán poner en marcha el desarrollo de nuevas vacunas y tratamientos, así como contratar nuevo personal especializado.

“Animamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y que se responsabilicen para ayudarnos a hacer frente a este virus”, añadió el secretario de Salud en una llamada con periodistas.

El anuncio ocurre luego de que los estados de Nueva York, Illinois y California declararan también un estado de emergencia por el rápido aumento de casos de este virus, endémico de África, una patología que desde mayo se ha detectado en al menos 75 países.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., unas 26.000 personas se han contagiado a nivel global.

Identificada primero en simios en 1958, y luego en humanos en 1970, la viruela del mono es una enfermedad que causa fiebre, dolores de cabeza y lesiones en la piel que en ocasiones contienen pus.

Deja un comentario