Foto: Cortesía.

Morelia, Michoacán

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), avaló la reciente legalización de las kuarichas o rondas comunitarias en Michoacán, toda vez que, consideró, es un proceso que da certidumbre y abona a la seguridad pública del estado.

La legalización, indicó en comunicado, dará certidumbre en el actuar de las rondas y, coadyuvará a garantizar el derecho a la seguridad de la ciudadanía, en aquellas comunidades que han transitado al autogobierno.

A partir de la adición de la fracción III al artículo 104 de la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Michoacán de Ocampo, las kuarichas, rondas y rondines comunales, o sus equivalentes serán consideradas como cuerpos de seguridad comunal en las poblaciones indígenas que hayan determinado su autogobierno.

La Comisión se pronunció porque quienes integren las guardias comunitarias, se rijan por los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez; y, siempre en apego al orden jurídico y el respeto a los derechos humanos.

Ello, toda vez que es la seguridad pública “una de las principales demandas sociales; y, es un derecho básico para el desarrollo sostenible, de naturaleza transversal”.

“El quebranto de este derecho atenta contra otros derechos como la protección de la seguridad personal, a la vida, a la libertad; y, el respeto de la propiedad; además, de que es la seguridad una condición necesaria para el fortalecimiento de toda sociedad, bajo esquemas participativos, igualitarios e inclusivos”.

Deja un comentario