Foto: ACG

Morelia, Michoacán

A pesar de las lluvias recientes en Morelia, que han generado inundaciones y encharcamientos en diversas zonas del municipio, al momento no se ha requerido de los albergues temporales previstos por el gobierno local.

Desde septiembre del año pasado, aseveró el secretario del Bien Común y Política Social, Adolfo Torres Ramírez, no se han captado solicitudes de población afectada para instalarse en los albergues habilitados. Incluso, tras la tromba del pasado miércoles 27 de julio, las personas que debieron ser rescatadas de alrededor de 10 viviendas por el nivel alcanzado por el agua se rehusaron a ser trasladadas a los albergues.

El funcionario municipal explicó que estas personas prefieren pernoctar con familiares, vecinos o amigos, a fin de quedarse cerca de sus hogares y poder ingresar a ellos una vez que desciendan los niveles de las inundaciones, especialmente por el miedo a sufrir rapiña.

Foto: ACG

Adolfo Torres recordó que la capital michoacana dispone del auditorio de contingencias Servando Chávez, en la colonia Mariano Escobedo, que cuenta con equipo e insumos para la atención de damnificados y además se pueden abrir los 32 centros comunitarios distribuidos en diferentes colonias de Morelia, aunque estos tienen la desventaja de no poder atender a los afectados por períodos mayores a uno o dos días, debido a que no tienen regaderas.

“Los albergues funcionan cuando la gente los solicita”, reiteró Torres Ramírez.

Al momento, el auditorio de contingencias alberga a 150 elementos del Ejército Mexicano y regularmente es ocupado por integrantes de corporaciones e instituciones de seguridad; aunque las cifras son “muy variables”, el secretario del Bien Común y Política Social expuso que oscilan de 40 a 200 los elementos que pernoctan en el auditorio de contingencias, por lapsos de 3 a 4 semanas.

Foto: ACG

A 50%, censo de afectados por la tromba

Cuestionado por el censo de personas afectadas por las inundaciones y encharcamientos del pasado 27 de julio, Adolfo Torres expuso que registra un avance de 50 por ciento, por lo que podría ser finalizado en esta semana.

Detalló que sólo en la zona urbana se han encontrado 80 viviendas con pérdida de bienes muebles, que van desde un colchón hasta todos sus enseres, muebles y aparatos electrodomésticos y que las colonias más perjudicadas son Jardines de Santiaguito, Carlos Salazar y Prados Verdes.

También se tienen daños en la zona sur, en las tenencias, donde el granizo destrozó techumbres, sobre todo de viviendas precarias.

Torres Ramírez reiteró que se ha solicitado a la Tesorería Municipal una ampliación presupuestal para llevar a cabo un programa de reposición de enseres y de entrega de materiales para la reparación de las viviendas, como láminas; sin embargo, aún no se tienen definidas las reglas de operación y la cuantía de la inversión, factores que se espera determinar una vez que concluya el censo de afectaciones materiales.

Deja un comentario