Río de Janeiro, Brasil

En una operación extremadamente compleja, niños siameses brasileños unidos por la cabeza fueron separados en una intervención en la que se necesitó la ayuda de la realidad virtual (VR).

Arthur y Bernardo Lima nacieron en 2018, en el estado de Roraima, en el norte de Brasil, como gemelos craneópagos, una condición extremadamente rara por la que los hermanos estaban fusionados mediante el cráneo.

Los hermanos pueden mirarse ahora a la cara por primera vez, después de 9 operaciones que culminaron en una cirugía maratónica de 23 horas que se realizó en el Instituto Estatal del Cerebro Paulo Niemeyer (IECPN) en Rio de Janeiro.

La organización benéfica médica Gemini Untwined, con sede en Londres, que ayudó a llevar a cabo el procedimiento, la describió como “la separación más desafiante y compleja hasta la fecha”, dado que los niños compartían varias venas vitales.

Los miembros del equipo médico, que incluyó a casi 100 profesionales, se prepararon para las delicadas etapas finales de la cirugía el 7 y 9 de junio con la ayuda de realidad virtual.

Entre lágrimas, la madre de los niños, Adriely Lima, describió el alivio de la familia. “Hemos estado viviendo en el hospital durante casi cuatro años”, dijo.

Los niños aún se están recuperando y es posible que necesiten más procedimientos a medida que crezcan indicaron los médicos.

Deja un comentario