Ciudad de México

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, alias “Alito”, pasó de acusado a denunciante.

El político priista dio a conocer que interpuso una denuncia penal contra la gobernadora de Campeche, la morenista Layda Sansores, quien en los últimos meses ha filtrado audios que vinculan a Alito en diversos escándalos, incluida la supuesta posesión de fotos de desnudos de legisladoras.

Dicho mandato judicial presuntamente imposibilita a Sansores para seguir revelando material que aluda al dirigente priista, como lo viene haciendo en su programa por internet Martes del Jaguar.

“Es un delito grave (lo que hace Sansores). La suspensión surte efecto al pronunciarse y no al notificarse, lo que también aconteció al resistirse con negación a recibirla, aún cuando el actuario Judicial de Distrito fue a notificar antes de su programa, para pretender incumplirla con dolo y mala fe”, explicó Alito.

Para el líder del tricolor, el gobierno morenista no respeta la ley, trata de intimidar a los jueces y se niega a cumplir las sentencias del Poder Judicial.

Deja un comentario