Morelia, Michoacán

En Michoacán se estima que existen alrededor de 200 centros para el tratamiento de personas con adicciones, de los cuales una proporción no determinada no están regulados o bajo la supervisión de autoridades sanitarias.

Tras la presentación del programa de Salud Mental, el titular de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), Elías Ibarra Torres, refirió que la nueva ley de salud mental prevé la revisión y regulación de estos sitios, así como la sanción de aquellos que no se ajusten a las medidas y determinaciones establecidas.

En el estado se tendrían alrededor de 200 puntos, entre los que destacan los que ofrecen internamiento del paciente para, con distintas metodologías, buscar su recuperación del consumo de sustancias adictivas.

Corresponderá a la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) el seguimiento de los centros para el tratamiento de personas con adicciones, además del Consejo Estatal para el Tratamiento de Adicciones.

La meta es evitar el internamiento y aislamiento de los pacientes en recuperación de adicciones, para que “ya no estén prisioneros o privados de sus derechos universales”.

“Es una política obsoleta, lo que esperamos ahora es una integración a la comunidad y a sus familias, con participación de ambas”, agregó.

No hay un plazo determinado para la revisión de los diferentes centros ubicados en la entidad, aunque Elías Ibarra consideró que “esto tomará tiempo”.

La política pública a desarrollar en los casos de pacientes con adicciones es similar a la correspondiente a pacientes con enfermedades mentales, ya que éstas condiciones “van de la mano”, a la par con la depresión, la falta de recursos económicos y el desempleo.

Foto: Twitter @DraDianaCarpio

Así, en los 27 hospitales del estado destinarán camas para la atención de pacientes con adicciones o padecimientos mentales que enfrentan crisis agudas, en tanto son estabilizados y reintegrados a sus núcleos familiares y comunidades.

Sólo en los casos de pacientes que precisen de tratamientos más prolongados se edificarán centros de salud mental y adicciones en sitios estratégicos.

La salud mental es uno de los pendientes en Michoacán y México, reconoció Ibarra Torres. En la entidad, no existe un censo o padrón de pacientes, tampoco una estrategia para su atención.

Asimismo, se identificaron alrededor de 50 médicos psiquiatras en el estado, los que radican principalmente en Morelia y Uruapan, por lo que se precisa de la formación de recursos humanos especializados.

Deja un comentario