Zapopan, Jalisco

Para ser interrogado y quedar deslindado de responsabilidades, se presentó por voluntad propia a la Comisaría de Zapopan Sergio “N”, vecino de Luz Raquel Padilla y uno de los principales sospechosos de su asesinato ocurrido el pasado martes.

Luz Raquel Padilla fue quemada viva luego de haber denunciado que había sufrido amenazas por parte de su expareja y también de su vecino, quien incluso escribió con aerosol “te voy a quemar viva”, en las paredes afuera de la casa de ella, a un lado de las escaleras.

Sergio fue llevado por los policías municipales a la Fiscalía General de Jalisco para que rindiera su declaración, en la que aseguró no haber estado presente durante la agresión que sufrió la joven madre de un niño con autismo, a quien cuatro hombres y una mujer rociaron con alcohol y prendieron fuego. A pesar de alcalzar a ser llevada a un hospital, murió por las quemaduras.

Luz Raquel había denunciado previamente a Sergio por el ruido causado por las fiestas que él celebraba en su domicilio y posteriormente reportó a la fiscalía que había sido amenazada por él en varias ocasiones. Se sabe que los ruidos muy altos pueden producir crisis en algunas personas con autismo.

No fue la primera vez que la agredían de esa manera, ya que anteriormente la mujer de 35 años fue quemada con cloro y de acuerdo con el grupo de activismo al que pertenecía, Yo Cuido México, sufrió violencia por parte de vecinos debido al ruido que generaba su hijo cuando enfrentaba las crisis de su condición. No obstante, también era violentada por su expareja, quien tenía una orden de restricción.

Deja un comentario