Zamora, Michoacán

La delincuencia organizada quiere apoderarse de los municipios y no se lo vamos a permitir, vamos a protegerlos y a arrancarles de las manos a los niños y jóvenes, afirmó José Ortega Silva, subsecretario de operación policial de la Secretaría de Seguridad pública en Michoacán.

En supervisión del Operativo Blindaje, desplegado en la región de Zamora-Jacona, el funcionario aseguró que, en la lucha contra el crimen, la corporación y el estado le apuestan a la proximidad social para enfrentar desde diversos flancos el embate del hampa.

Se trata, explicó, de integrar a los jóvenes a vida productiva y arrancarle al crimen organizado a la población vulnerable, como los niños y los jóvenes.

La SSP quiere también generar una nueva percepción, más positiva, en la sociedad. Que la gente sepa que los policías “somos amigos, no enemigos, que nos conozcan y tengan la confianza de acercarse a pedir ayuda o hasta para pedir un consejo”.

Cuestionado sobre la labor que vienen desarrollando en esta región, Ortega Silva enfatizó que el problema que se enfrenta en los municipios de Zamora y Jacona no solamente es el homicidio doloso, que pega a tantas familias, sino atender los factores de riesgo de raíz.

El jefe operativo de la policía Michoacán agregó que por eso se creó el Operativo Blindaje, “la delincuencia quería apoderarse de estos municipios y no se lo vamos a permitir, porque si lo hacemos, le fallamos a Michoacán y a todas esas familias que se han quedado sin un padre, una madre, un tío, un sobrino o un hermano”, citó.

Ortega Silva aseguró que es por ello por lo que se le está apostando a la proximidad social en todos sus ejes, atendiendo problemas de raíz e identificando factores, dijo al ejemplificar que, de cada 10 personas muertas, 9 de ellas resultan con un grado de intoxicación por una droga.

También, señaló, “cuando sacamos un arma de la calle, estaríamos salvando 10 posibles víctimas o si aseguramos una droga, evitamos que lleguen a manos de jóvenes y adultos adictos y con ello evitamos que se cometan actos ilícitos”.

Reconoció que, para lograr recuperar espacios y arrancar a niños, jóvenes y adultos adictos al crimen organizado, se debe hacer una tarea titánica en prevención del delito, donde entren varias dependencias; es decir, “no sólo es llegar y arrancar un programa y salir en la foto y se olvidan de ese tema”.

Asentó que se debe atacar el narcomenudeo en su totalidad y actuar con programas bien definidos que apoyen la problemática de los jóvenes, a quienes los llevan a ser víctimas de las drogas y posteriormente los convierten en trabajadores del narco como tiradores de droga, lo que tarde o temprano los llevará a la muerte, indicó.

José Ortega refirió que, aunque los operativos son constantes en Zamora y Jacona y que se han tenido buenos resultados desde el 19 de abril al 07 de julio, ya que han asegurado 6 kilos 913 gramos de droga sintética; 22 kilos de mariguana en pequeñas y 198 pastillas de Clonazapam, el decomiso “es insuficiente para la cantidad de droga que circula en estos lugares”.

En la misma fecha, la Policía de Michoacán ha asegurado 12 armas largas, cinco cortas, cartuchos 223, 4 explosivos y 4 réplicas de armas, un tema importante porque, “entre más armas se saquen de las calles más vidas se van a salvar.

Recalcó finalmente que esta labor es insuficiente si no se tiene el apoyo social, aquí, recalcó, “vamos de la mano sociedad y policía para tener una proximidad de primera, donde exista respeto, donde los jóvenes vean a un oficial como un ejemplo a seguir.

Lo más importantes, concluyó, es devolver la percepción buena a la sociedad y regresar a Michoacán a un estado de confianza y no de violencia.

Deja un comentario