Transformando

Tiro disparejo, se le llamaba en la secundaria cuando un picapleitos, de último año, buscaba pelea con uno de primer grado, con un claro abuso de fuerza.

Algo semejante estamos viviendo en el país, cuando algún ciudadano que tiene la osadía de pensar diferente, criticar los resultados, pedir un cambio de estrategia o evidenciar lo que está mal en el gobierno, porque de inmediato vemos en la mañanera al “estudiante gandalla” utilizar toda su fuerza para amedrentar al “disidente” en turno o al elegido para seguir demostrando su fuerza.

Tiene razón el presidente, no somos iguales, somos ciudadanos preocupados porque le vaya bien al país, porque se administre correctamente el dinero del estado, que a pesar del uso disparejo de la fuerza mediatica, inteligencia financiera, bots, y el ejercito de servidores de la nación, haciendo caravana con sombrero ajeno con los programas sociales, no dejamos de levantar la voz, de participar y hacer llamados, la mayoría “respetuosos”, para que se revisen las estrategias actuales.

Por ejemplo, eso hizo el clero en días pasados, durante una de las misas de despedida de los sacerdotes jesuitas que murieron, donde la estrategia de seguridad ni los abrazos ni los programas sociales, funcionaron.

Un llamado respetuoso a revisar la estrategia de seguridad, porque ya no nos alcanzan los abrazos para tantos balazos, petición que recibió respuesta con la fuerza de la mañanera, los señalamientos “sin pruebas” de mano negra de los consevadores en el clero, ¿por qué tanta hipocresía?, hasta incluir calificativos de mentira, calumnia y falsos testimonios, a la petición respetuosa del sacerdote jesuita Javier Ávila.

Y, por si fuera poco, también arremetió contra un ciudadano mexicano, de la comunidad judía, calificándolo de hitleriano, lo cual no ofende únicamente a Carlos Alasraki, sino a toda la comunidad judía, al compararlos con su máximo genocida.

Quizá sería oportuna la frase de Jesucristo en la cruz…. Perdónalos Padre, no saben lo que hacen, cuando pedía a su padre celestial misericordia por los ignorantes, acarreados, que cegados por el odio, lo condenaron a morir en la cruz.

Nuestra Carta Magna nos garantiza libertad de pensamiento, de expresión y el hecho de no compartir los postulados de la 4T, no significa que seamos enemigos, significa que somos inteligentes, pensantes y no estamos cegados por el odio o la ambición de pasar a la historia al costo que sea.

Finalmente, perdónalo Morena y perdónenlo todos los que le creyeron las promesas de un mundo mejor, sin corrupción, con sistema de salud como Dinamarca, con medicinas y seguridad, sin influyentismo, sin nada que nos recordara lo malo de Salinas, Fox, Calderón y Peña, perdónenlo, porque al abrir un frente con el clero, los puede convertir en la principal oposición, esa que PAN, PRI, PRD y MC, han dejado vacía, porque no tienen liderazgos dignos que puedan representar este país, sin embargo el clero, los padres que llegan a todas las comunidades tocadas y también abandonadas, incluso por el gobierno actual.

Esos párrocos que hablan semanalmente con más de 90 millones de católicos en este país, que, en algunos casos tienen más credibilidad que el mismo presidente, y que ya comenzaron a pedir a sus feligreses que se cuiden, que ahorren, que inculquen valores, porque las cosas están mal.

Insisto ¡Es tiempo de los ciudadanos! Pero de los que nos preocupamos por el país, no solo por las corcholatas.

Abelardo Pérez Estrada
@abeperez
Empresario, analista político, Expresidente Canacintra

Deja un comentario