Foto: Archivo/ACG

Morelia, Michoacán

Docentes adscritos a la organización Poder de Base, perteneciente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), insistieron en que se radicalizará la movilización y la protesta, ante la falta de soluciones a sus demandas desde los gobiernos federal y estatal.

Concentrados en las inmediaciones de la colonia Tres Puentes, sobre las vías del ferrocarril, los profesores, encabezados por el dirigente de Poder de Base, Benjamín Hernández Gutiérrez, expresaron que mantendrán el plantón implementado en el Centro Histórico desde el pasado lunes 13 de junio.

Entre elementos policíacos que acudieron a resguardar la zona, para buscar evitar la toma de las vías férreas, destacaron que el pleno sigue en receso, a la espera de avances en las negociaciones con la Federación y el Estado, los cuales no se han obtenido.

Sin embargo, en las condiciones actuales no prevén el retiro del plantón instalado sobre la avenida Madero Poniente, frente a Palacio de Gobierno, o la toma de las vías del ferrocarril, y se ha hecho un llamado a las bases para llevar a cabo las movilizaciones y acciones que se requieran, sin especificar la naturaleza y el alcance de estas actividades.

Será antes del próximo 4 de julio cuando se espera definir las actividades de protesta y movilización que habrán de emprender, entre las que se cuenta una megaconcentración a materializarse ese día.

Benjamín Hernández expresó que en reuniones recientemente realizadas en Ciudad de México, el Gobierno Federal estableció el compromiso de atender a Michoacán para la resolución de problemas de ese orden, así como de otros relacionados con el estado.

No obstante, se trata de “un compromiso no asumido hasta el día de hoy, desde el pasado fin de semana nos dicen que mañana nos dan la fecha para ese encuentro con la Federación, y mañana nunca llega”.

Agregó que “la problemática magisterial en el estado cada día que pasa sin resolver se agudiza y se acumula”, lo que complica la situación del gremio.

Reiteró que de parte del Estado se ha sostenido una negativa a la revisión de los temas expuestos por los docentes, a pesar de que ello, no representa una obligación de solucionar de manera favorable.

Entre las demandas de los docentes adscritos a Poder de Base, se cuentan el pago de adeudos de salarios de trabajadores eventuales y de programas educativos; la tarjetización obligatoria; la contratación de egresados de las escuelas normales; la realización de cambios y trámites administrativos, entre otros.

“Como magisterio, no nos vamos a doblegar, vamos a seguir insistiendo con nuestras demandas, que son justas, no estamos exigiendo más de lo que nos corresponde”, aseveró.

Deja un comentario