FOTO: ACG

Transformando

Mucho se ha hablado de la diferencia entre las tareas urgentes y las importantes, un buen administrador, un buen estratega sabe diferenciarlas y actuar, en consecuencia, muchas tareas no nacen siendo ni urgentes ni importantes, sin embargo, generalmente se vuelven así, por la indolencia o desatención del responsable.

Las tareas urgentes son las que están asociadas a una fecha límite de tiempo, que se tienen que entregar en un momento específico, de lo contrario habría consecuencias, hablando de un país; por ejemplo, es urgente poner un pedido de medicamentos, de otra manera se generaría desabasto en todo el país, desencadenando en un extremo, muertes por la falta de los mismos, mientras más cercana es la fecha de entrega es más urgente la tarea.

Las tareas importantes son aquellas que tienen una consecuencia en los demás, mientras más grande es la consecuencia o beneficio, es más importante la tarea.

Hay actividades que se vuelven urgentes e importantes por el momento en el que se vive, por la globalización y generalmente por la inacción de los responsables.

Una máxima de la administración es dedicar el tiempo y los recursos a donde se genera mayor beneficio, es decir, no desperdiciar talento, dinero, activos, etc., donde el beneficio es menor comparado con otras tareas.

Cuando se toman malas decisiones en la administración de los recursos es cuando comienzan a generarse los problemas y retrasos en los países, por ejemplo, en la pandemia las prioridades cambiaron y un gran administrador hubiera decidido redireccionar los recursos a los que tenía acceso hacia un nuevo objetivo que se volvió urgente e importante, salvar vidas, salvar empleos, salvar la economía, garantizar un buen nivel educativo, etc.

Sin embargo, lo que vivimos fue el capricho de no redireccionar los recursos disponibles y logramos tener lo peor de los mundos, un aeropuerto vacío y más de un millón de empleos perdidos, una próxima refinería a inaugurar (que no va a refinar un solo litro de gasolina en años) y más de medio millón de muertos en hospitales que no se dieron abasto o por medicamentos que no se aplicaron a tiempo.

Otro ejemplo, al principio de la administración no era un problema al abasto de medicamentos, quizá había corrupción, pero el abasto no era problema, lo que hubiéramos esperado es que se tomaran las medidas para aplicarle la ley a los corruptos, sin embargo, la decisión de paralizar las compras hizo que se volviera urgente e importante el abasto de los mismos, un abasto inmediato ya que comenzó a causar muertes en los niños con tratamiento con cáncer y pacientes con enfermedades crónico degenerativas.

Era importante tener un aeropuerto en la ciudad de México, porque había que aprovechar la oportunidad de ser un “hub” para el continente americano y con esto aumentar los ingresos del sector turístico en el país, sin embargo el capricho de no hacerlo bajo el argumento de la corrupción (que insisto, debió continuar y castigar a los corruptos con una ejemplar aplicación del estado de derecho, para así terminar con la impunidad del binomio político-empresarial), y remodelar una base militar que nació condenada a ser un aeropuerto de cabotaje, hoy lo convierte en una tarea urgente e importante.

Finalmente, hoy se vuelve importante dejar de recurrir al pasado, para justificar la incapacidad de corregir todos los problemas que tenemos, también es importante terminar con todo el proceso de mentiras, ocurrencias, torpezas y caprichos que vivimos en el gobierno de Fox, es importante, terminar con la violencia que se desató con el gobierno de Calderón, se vuelve importante, tomar las acciones necesarias para castigar y terminar con la corrupción desatada en el gobierno de Peña.

Pero hoy es Urgente e Importante, porque debe ser cuanto antes y en beneficio de todos los mexicanos, terminar con las torpezas y ocurrencias que exceden lo que vivimos con Fox, eliminar la violencia que hoy es mayor a la desatada por Calderón, terminar con la corrupción que hoy supera por mucho la realizada con cinismo en el gobierno de Peña, se vuelve tan Urgente e Importante, porque todo lo tenemos en el un solo gobierno.

Como escribí al principio, la importancia está ligada a la consecuencia del beneficio de los actos y la urgencia está ligada al tiempo en que se tiene que hacer, por eso hoy se vuelve Urgente e Importante, que los ciudadanos alcemos la voz, que participemos, que formemos valores democráticos desde nuestras familias, que le entremos a los temas de frente, buscando el beneficio del país, no la división diaria.

Hoy se vuelve Urgente e Importante escuchar este llamado que nos hace nuestro país, para que participemos, para que señalemos a los funcionarios corruptos e ineficientes y que de esta manera podamos todavía aprovechar este momento en el que podemos salvar a nuestro México, que no dudo que todos queremos y que nos olvidamos por los dichos diarios de los que nos quieren dividir, porque así es más fácil lograr lo que es Urgente e Importante pero solo para ellos.

Insisto ¡Es tiempo de los ciudadanos!

Abelardo Pérez Estrada
@abeperez
Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA

Deja un comentario