Ciudad de México

En su conferencia de prensa de hoy miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, evitó opinar sobre la propuesta del presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, de permitir a los mexicanos el uso de armas de alto calibre para defenderse de la delincuencia.

“Ninguna, ninguna opinión. No, ahí se los dejo de tarea a la gente”, contestó brevemente en el salón Tesorería. 

Ayer, el presidente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, propuso que, si el gobierno federal no puede garantizar la seguridad, se debe armar a la población para luchar contra los delincuente.

Deja un comentario