La Corte Suprema de EU autoriza llevar armas de fuego en la calle 

33

Washington, EU

En una decisión considerada histórica, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló ayer jueves, con 6 votos a favor y 3 en contra, una ley que restringía la tenencia de armas en la vía pública en el estado de Nueva York.

Portar un arma de fuego en ese estado requería hasta ahora una licencia especial y para obtenerla era necesario demostrar una causa justificada.

Existen leyes similares en otros estados como California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island.

En representación de la mayoría que respaldó el fallo en la Corte Suprema, el juez Clarence Thomas argumentó que la Constitución protege “el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para su defensa propia fuera del hogar”.

Así, consideró que exigir a los ciudadanos que demuestren una causa justificada para ejercerlo en Nueva York viola la Segunda Enmienda de la carta magna.

Uno de los tres magistrados que votaron en contra, el juez Breyer, argumentó que en lo que va de 2022 la violencia armada se ha cobrado un número significativo de vidas en Estados Unidos.

“Solo desde el comienzo de este año ya se han reportado 277 tiroteos masivos, un promedio de más de uno por día”, alegó.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó estar “profundamente decepcionado” por la sentencia de la Corte Suprema.

Aseguró que el fallo “contradice el sentido común de la Constitución, y debería preocuparnos a todos”.

Autoridades de Nueva York, incluida la gobernadora demócrata Kathy Hochul, también condenaron la decisión del alto tribunal.

Hochul consideró:

“Escandaloso que en un momento de debate nacional sobre la violencia armada, la Corte Suprema haya anulado imprudentemente una ley de Nueva York que ponía limitaciones a quienes pueden llevar armas ocultas”, criticó Hochul.

El Alcalde de Nueva York, Eric Adams, aseguró que revisará otras formas de restringir el acceso a armamento.

Por su parte, la Asociación Nacional del Rifle celebró la histórica sentencia.

Deja un comentario