Nadie por encima del alcoholímetro; todos “pasarán por las armas”: Alfonso Martínez

38

Morelia, Michoacán

El gobierno de Alfonso Martínez pasará “por las armas” a toda persona, funcionario de cualquier orden de gobierno o no, que no pase el alcoholímetro y deberá cumplir con la multa y el proceso que corresponda.

Se trata de una medida que salva vidas, dijo, ya que desde que se implementó han bajado los accidentes viales en un 30 por ciento.

Poncho Martínez afirmó que los cobros por multa y traslado de vehículos al corralón no son exagerados y puso de ejemplo la Ciudad de México donde dicho cobro asciende a más de 24 mil pesos, mientras que en Morelia apenas rebasa los 5 mil pesos, agregó.

Foto: Archivo.

El jefe la comuna justificó así el actuar de la policía de Morelia sumida de nueva cuenta en una polémica luego de que el director de Residuos Sólidos, Eduardo García Chavira, acusara actos de corrupción al interior de la corporación, tras ser detenido al intentar recuperar el vehículo de su hija que rebasó los niveles permitidos de alcohol en la sangre en un operativo de alcoholímetro.

El alcalde confirmó además que no le aceptó la renuncia a Eduardo García Chavira, quien la presentó desde sus redes sociales luego del incidente ocurrido el pasado fin de semana, y que tampoco removerá al comisionado Cussi, al que Chavira exhibió y acusó, porque ambos “le están trabajando”.

Lo que sí dijo es que sí se va a investigar el tema de los abusos de las grúas que arrastran vehículos cuando son detenidos o cometen alguna infracción.

FOTO: Archivo Primera Plana

Otra de las denuncias que hizo García Chavira fue contra Igor Gutiérrez, coordinador de los operativos del alcoholímetro, español del que dijo está trabajando de manera irregular en Morelia y a quien señaló además de haberlo pretendido extorsionar.

El alcalde defendió al español y aseguró que está trabajando de manera legal y que sí es trabajador del municipio con un rango de director y “ha dado excelentes resultados”.

En esa publicación, García Chavira expuso: “Aprovecho para anunciar mi renuncia pública, ya que no puedo ser parte de una administración que por un lado hace su mayor esfuerzo para que la ciudad brille y por otro una policía que lo tira todo al caño” y prometió que en breve acudiría a interponer la denuncia de este incidente ante las  instancias municipales, judiciales y de derechos humanos correspondientes.

Deja un comentario