Un ejecutado en Ciudad Hidalgo, otro en Tarímbaro y un tercero está grave en Zamora

130

Michoacán

Ese lunes se registraron tres ataques con armas de fuego en la entidad. El primero, en Ciudad Hidalgo, el segundo en Zamora, donde un hombre se debate entre la vida y la muerte y un tercero contra un policía municipal en Tarímbaro, quien fue agredido mientras hacía ejercicio.

En Ciudad Hidalgo, un hombre desconocido fue atacado a balazos por varios sujetos cuando se encontraba en el tianguis, resultó lesionado y fue trasladado al Hospital Regional, donde murió al ingresar.

Los hechos se registraron por la mañana de en la colonia Centro, en la calle Guadalupe Victoria esquina Leona Vicario.

La víctima quedó tendida en la calle y fueron comerciantes que alertaron a paramédicos para que acudieran para auxiliar al herido.

En Zamora, atacaron a balazos a Luis H., M., de 33 años de edad, quien resultó con una lesión de bala en la cabeza y otra en el tobillo izquierdo y fue trasladado a un hospital.

La agresión se registró por la tarde en la calle Manuel Vargas Del Río y Pedro Rocha de la colonia El Valle; sin embargo, Luis corrió a refugiarse en su domicilio.

Enseguida sus familiares reportaron el hecho al 911, por lo que arribaron elementos de la Policía Municipal, Policía Michoacán y personal de la Guardia Nacional, quienes resguardaron la zona y solicitaron el apoyo de las corporaciones de auxilio.

Minutos después llegaron los paramédicos de Rescate, mismos que le brindaron los primeros auxilios y lo llevaron al hospital.

En el lugar quedaron regados al menos cinco casquillos percutidos, por lo que llegó el personal de la Fiscalía General del Estado para embalarlos e iniciar las respectivas averiguaciones.

Los guardianes del orden implementaron diversos patrullajes y puntos de revisión en busca de los agresores, sin obtener resultados positivos al momento.

En Tarímbaro, Raúl C., de 25 años, un policía municipal que se encontraba de descanso y se ejercitaba en un gimnasio ubicado denominado GYM en Plaza Prado, sobre la carretera Morelia-Zinapécuaro, fue asesinado de cuatro balazos durante la noche.

Al llegar los policías y socorristas de inmediato ingresaron al gimnasio y junto a unas pesas, observaron tirada a la víctima con impactos de bala. Al checar los signos vitales, confirmaron su muerte.

Deja un comentario