Disculpa pública e investigación, exige ARTICLE 19 a dirigente nacional del PRI

42

Ciudad de México

La organización internacional ARTICLE 19 condenó de manera enérgica las presuntas declaraciones hechas por Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Partido Revolucionario Institucional, PRI, en contra de la prensa, toda vez que “denota la relación de violencia y sometimiento que impera entre las autoridades políticas y la prensa, así como la intolerancia a la crítica y el escrutinio públicos”. 

En comunicado, la organización se refirió a la noticia difundida el pasado martes en redes sociales, sobre un audio en el que se escucha a Moreno Cárdenas –al parecer cuando era gobernador de Campeche- decir que agredirá verbalmente al empresario Alexandro Arceo y donde violenta a la prensa, utilizando la precariedad como arma de censura:

[…] Yo siempre lo he dicho, el hijo de puta que se pase de verga,  una verguiza, verguiza salvaje. Nomas te voy a dar un dato, a los periodistas no hay que matarlos a balazos papa, hay que matarlos de hambre

ARTICLE 19 refiere entonces que no es la primera vez que Moreno violenta a la prensa: en 2015, cuando Moreno era candidato a la gubernatura de Campeche, “registramos dos agresiones contra periodistas vinculadas a sus campañas electorales. Más adelante, ya como gobernador de dicha entidad (2015-2019), esta organización documentó 39 ataques contra la prensa, de las cuales, 15, es decir, el 38.46%, se relacionan directamente al gobierno de Moreno Cárdenas”. 

Sostiene además que el priísta está vinculado al encarcelamiento y tortura del periodista Miguel Ángel Villarino Arnábar. En 2018, Villarino Arnábar, uno de los periodistas a los que el gobierno de Moreno Cárdenas persiguió y etiquetó como “enemigos de Campeche”, estuvo preso 58 días en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Francisco Kobén.

Otro caso emblemático que “muestra el talante autoritario de Moreno es el del medio Página 66, que sufrió la remoción de contenido a través de la utilización del mecanismo de “notificación y retirada” derivado de una una nota publicada el 10 de enero de 2018 en el portal de dicho medio de comunicación, en ella informan que la empresa Interconecta -filial del Grupo Altavista- habría firmado un contrato de casi dos millones de pesos mensuales para proveer servicios de video vigilancia urbana en las cuatro principales ciudades del estado de Campeche. 

Las ahora violentas declaraciones del dirigente político, preocupan también pues  el “matarlos de hambre” enfatiza un problema de violencia estructural contra la prensa: la precariedad laboral. Según información recabada por ARTICLE 19, hay entidades donde la prensa gana hasta 20 pesos por nota con fotografía publicada, es decir, que deben hacer casi 16 notas publicadas para llegar al salario mínimo. Utilizar la precariedad de la prensa y tomar ventaja de ésta tiene un efecto cascada que en casos de violencia letal, como el de Roberto Toledo, Jorge Luis Camero y Moisés Sánchez, ha llevado a las autoridades a negar el vínculo de la labor periodística con sus asesinatos.

La afirmación de: “quien se pase de […]” debe ser agredido -refiriéndose a la prensa- muestra la intolerancia a la crítica y al escrutinio públicos por parte del líder político, quien además contraviene estándares internacionales sobre libertad de expresión, los cuales establecen que las personas servidoras públicas o líderes políticos están sujetos a un umbral de tolerancia mayor a la crítica, debido al carácter público de sus funciones.

Adicionalmente, las afirmaciones de Moreno son inquietantes al considerar normal agredir y matar a la prensa como una forma de censura, en un país donde se han asesinado a 153 personas comunicadoras del 2000 a la fecha y donde se agrede a la prensa cada 14 horas por ejercer su labor.

Foto: MediaLab

Por lo anterior, la organización exigió a la Fiscalía General de Campeche y a la Secretaría de la Función Pública estatal una investigación exhaustiva, imparcial, objetiva, profesional y seria sobre los actos de censura perpetrados durante la gestión de Alejandro Moreno como gobernador de aquella entidad. Para ello deberá considerar los patrones de violencia contra las personas periodistas durante su sexenio así como el ambiente de permisividad para perpetrar este tipo de actos por parte del resto de la administración pública.

“Exigimos también a Alejandro Moreno Cárdenas una disculpa pública dirigida a toda la prensa, donde además reconozca la labor fundamental que tiene el periodismo en una sociedad democrática. Por último, hacemos un enérgico llamado a todos los partidos políticos a comprometerse con el respeto a la libertad de expresión y al libre ejercicio periodístico, ello atendiendo a un contexto de suma hostilidad contra la prensa desde todas las expresiones partidistas”.

Deja un comentario