En el ITM, degradan unicel para alimentar mascotas

37

Morelia, Michoacán

Estudiantes de Ingeniería Bioquímica del Tecnológico Nacional de México, campus Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), buscan reducir los índices de contaminación en el medio ambiente provocado por el Poliestireno Expandido (unicel), al disminuir el tiempo de degradación de 800 años a tan solo 45 días; ya que en lugar de tirarlo a la basura, este polímero derivado del petróleo servirá para alimentar gusanos y una vez que las larvas se conviertan en escarabajos, estos servirán para alimentar mascotas o diferentes animales como: reptiles, gallinas, peces o venderlo a zoológicos.

Las y los estudiantes aprovechan el aprendizaje que brinda esta Casa de las Ingenierías para obtener mejor resultado y utilidad a su trabajo; por una parte, las alumnas Lilian María Cortés Ramón y Erica Herrera González realizan un proyecto de investigación apoyados por el dr. Ricardo Martínez Corona, presidente de la Academia de Bioquímica para ‘Identificar y analizar el proceso de biodegradación del polímero unicel por medio de larva Tenebrio Molitor’, a fin potenciar el crecimiento de la larva y determinar las condiciones en las que se agiliza el proceso de degradación.

Estas mismas estudiantes en conjunto con sus compañeros Jesús Alejandro Rodríguez Cambrón, Salvador Muñoz Ramírez y Ruth Rojo García, conforman el equipo ‘Degradalarva’. Este equipo recibió una beca en el Centro de Incubación e Innovación Empresarial del ITM donde -con la asesoría de la dra. Tania Méndez Romero-, trabajen en la creación y registro de su propia empresa; de esta manera buscarán producir la mayor cantidad de larvas alimentadas por unicel para que al convertirse en escarabajos, estos sean vendidos como alimento.

Este mismo proyecto (Degradalarva), representará al TecNM Campus Morelia en la Competencia Nacional Enactus 2022 que se realizará en junio próximo, lo que representará un incentivo más para el equipo de estudiantes.

“Buscamos reducir el impacto negativo al medio ambiente por el uso del Poliestireno Expandido, que en el medio ambiente el unicel tarda de 600 a 800 años en degradarse, mientras que al ser alimento para larvas tenebrio molitor el proceso tarda 45 días en degradarse; una vez que la larva pasa a su fase adulta de escarabajo, ahora los vamos a utilizar como alimento de algunos animales para criaderos, en zoológicos e incluso como venta individual para mascotas, según lo pida el cliente, ya que puede consumirse vivo, entero, molido o bajo una fase de transformación para alimentar reptiles, peces, gallinas o como snacks para mascotas como perros”, precisó la directora general y estudiante líder del proyecto, Cortés Ramón.

La estudiante Cortés Ramón recordó que trabaja en dicho proyecto desde hace más de 3 años, como respuesta de un trabajo de final de semestre y como exposición en la materia de Desarrollo Sustentable de la carrera de Ingeniería Bioquímica con la presentarán de un proyecto en el evento Oxigena tus Ideas y posteriormente permitió que participaran en otras actividades de exposición de proyectos como la competencia local de Enactus.

Finalmente, las alumnas coincidieron en que independientemente de que obtengan un premio o no durante su próxima competencia, su trabajo continuará en el registro formal de su empresa para iniciar la comercialización del producto; a su vez Lilian y Erica no desistirá con el proyecto de investigación científica con la posibilidad de poder titularse de la carrera y hasta continuar con un posgrado.

Deja un comentario