Nueve ejecutados en Uruapan, Morelia, Maravatío, Lagunillas y Villamar

1726

Michoacán

Sábado sangriento vivió Michoacán, con la violenta ejecución de al menos nueve hombres en distintos puntos y hechos ocurridos en la entidad.

En Uruapan, dos hombres fueron asesinados en el restaurante “Steak House”, ubicado sobre el Paseo Lázaro Cárdenas, en la colonia Los Ángeles. Se trata de Uriel C , de 32 años y Candido P, de 35 años, vecinos del municipio de Nueva Italia. Sujetos armados ingresaron al lugar y se dirigieron a la mesa donde estaban las víctimas; sin mediar palabra alguna, los agredieron a tiros y después huyeron con rumbo desconocido. El ataque provocó pánico entre los clientes que en ese momento se encontraban en el lugar, quienes salieron corriendo.

En Morelia, un hombre al momento no identificado, fue ejecutado de un balazo en la cabeza, en las inmediaciones de la colonia Industrial, sobre la calle Cobalto esquina con Selenio.

En un determinado momento llegaron sujetos armados y le dispararon en la cabeza, para después huir con rumbo desconocido. Los uniformados acordonaron el lugar, ya que localizaron dos casquillos percutidos al parecer calibre 9 milímetros.

También en Morelia, fue localizado un hombre sin vida que presentaba líquido hemático en el rostro, tirado en un terreno perteneciente a la tenencia de Capula.

El cuerpo fue localizado en los predios conocidos como Las Tinajas; se trata de un hombre de 1.65 metros de estatura, de tez morena, complexión delgada, con cabello lacio y negro, como seña particular, tiene un tatuaje de una mujer abrazando un revolver. A la vista, tenía el dorso desnudo, además de sangre en el rostro, vestía un pantalón de mezclilla, botas de color café y junto a su cadáver fue localizada una playera en color amarillo.

Asimismo, en el municipio de Maravatío, un hombre fue asesinado de cinco balazos de “Cuerno de Chivo”, en las inmediaciones de la colonia El Panteón, sobre la calle Lázaro Cárdenas.

Elementos de la Policía Municipal, al llegar a la altura del inmueble marcado con el número 31, encontraron ya sin signos vitales a quien fue identificado como Arturo P., de 33 años edad.

Por otra parte, en Lagunillas, fue encontrado el cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición, de un hombre desconocido. Fue un reporte ciudadano el que alertó a los oficiales de la Policía Michoacán de que a un costado de una brecha que conduce de la población de Huatzanguio al Cerro de Águila, estaba un hombre muerto, que incluso ya había sido carcomido por la fauna silvestre.

Los oficiales se trasladaron al sitio en mención donde tirado sobre la maleza, efectivamente hallaron el cadáver putrefacto de un masculino, de complexión robusta, que vestía un pantalón negro y una playera roja, sin que a simple vista se pudiera determinar alguna probable causa de su fallecimiento.

Finalmente, en Villamar, fueron localizados los cuerpos de tres hombres con huellas de violencia y ejecutados a balazos, a un costado de la carretera Jacona-Jiquilpan, a la altura del primer tope de la localidad de Emiliano Zapata.

Oficiales que llegaron al lugar, encontraron tirados, en medio de unos arboles, a los tres difuntos con visibles huellas de violencia, uno de los cuales estaba semidesnudo, otro solo vestía un pantalón de color gris, mientras que la tercer víctima portaba un pantalón de mezclilla azul y una playera gris.

Deja un comentario