¿Le quitas la cáscara al pepino? Te estás perdiendo todos estos beneficios

35

Ciudad de México – El Universal

El pepino es una de las frutas (en el estricto sentido botánico) que más se antojan durante la temporada de calor, es por ello que su consumo se eleva durante estas fechas, pero mucha gente tira a la basura una de las partes más importantes, la cáscara.

Existen más de veinte variedades diferentes de pepino que son comestibles. Este fruto proviene de la familia de las cucurbitáceas, a la que pertenecen las calabazas, la sandía, el melón, por mencionar algunos.

¿Qué contiene el pepino y su cáscara?

Un gran porcentaje del pepino es agua, lo cual lo convierte en un alimento que provee la hidratación que el cuerpo necesita si se consume regularmente. El resto del pepino contiene vitaminas A, C, K, y algunos minerales.

En la cáscara es donde la mayoría de los nutrientes de este producto se concentran. Principalmente, la fibra. La fibra soluble que se obtiene al ingerir la cáscara del pepino ayuda al estómago a tener la percepción de estar satisfecho por mucho más tiempo, esto permite que no haya sensación de hambre y es más fácil bajar de peso.

La fibra de la cáscara del pepino, también sirve para el sistema digestivo, pues mejora el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Esta parte del pepino es muy baja en calorías, por lo que al retirarla no se evita un gran consumo de energía.

Vitaminas y minerales de la cáscara de pepino

La vitamina A que aporta, es esencial para la salud de la piel, así como para mantener en buen estado los ojos, las encías y el cabello.

Su contenido de vitamina C juega un papel importante en el proceso de absorción del hierro. Además, ayuda a prevenir infecciones, mientras que fortalece el sistema inmune. No debemos olvidar que estas vitaminas tienen acción antioxidante, por lo que reducen el riesgo de envejecimiento prematuro debido a radicales libres.

En el caso de la vitamina K, su importancia reside en su capacidad para formar coágulos y cerrar heridas. De igual manera, contribuye a la formación de huesos y tejidos sanos.

En el área de los minerales, la cáscara de pepino contiene selenio, el cuál está involucrado en el correcto funcionamiento de la tiroides, entre otras cosas.

Provee potasio a quien la consume, un mineral que es parte de diversas funciones orgánicas, como la salud de los riñones, del corazón, del sistema nervioso y de la contracción muscular.

Ahora que ya sabes todas las bondades que puedes obtener de la cáscara del pepino, asegúrate de que nunca más se vaya a la basura y aprovéchala para mejorar tu salud.

Deja un comentario