Transformando

El pasado sábado en Ohio, el nuevamente aspirante a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a la carga como lo hizo desde finales de 2015, utilizando a México y a los mexicanos como su objetivo predilecto de campaña, despertando el patriotismo, nacionalismo y demás, en los votantes estadounidenses, incluyendo a algunos hispanos que lamentablemente se sienten representados.

No es nuevo que nos utilice en su campaña, ya lo hizo en el pasado como candidato y durante su presidencia, lo nuevo es que ahora al “puro” estilo de Fidel Castro, ventanea una conversación privada, pavoneándose de que “Nunca había visto a nadie doblarse así”.

Ello, cuando reveló su versión respecto a las reuniones que mantuvo con representantes del gobierno mexicano, encabezados por el secretario Marcelo Ebrard en 2019, haciendo alusión al presidente Andrés Manuel, como “uno de los socialistas que me gustan”, dijo.

Continuó Trump, recordando la reunión, donde le pidió al presidente López Obrador por medio del canciller Ebrard, 28,000 soldados en la frontera, y gratis, además de la implementación del programa “Quédate en México”, donde se permitió que miles de migrantes se quedaran en México, mientras estaban en su proceso de asilo en Estados Unidos, que tuvo como resultado, el colapso de los albergues en la frontera norte de nuestro país.

Según Trump, obligó y doblegó al gobierno mexicano, con la amenaza de poner aranceles del 25% a las importaciones mexicanas, culminó su relato en Ohio diciendo, “nunca había visto a nadie doblarse así”.

El resultado fue en 2019, cuando México quedó como país seguro, colapsando los albergues y con el reclamo de las organizaciones de derechos humanos, la reasignación de elementos de la Guardia Nacional que en ese momento estaban asignados, algunos a Michoacán, con la consecuencia de que no se pudo contener la violencia, recordará que tuvo escalada en el estado.

Pero, ¿cuál hubiera sido el resultado de poner esos aranceles? ¿Cómo hubieran reaccionado las empresas americanas ubicadas en Mexico, con el efecto de la aplicación de los aranceles?

Si hubiéramos aguantado la amenaza del presidente Trump, posiblemente el efecto podría haber sido menos nocivo debido a la presión de las empresas americanas, o quizá no, pero ¿habrá sido la mejor estrategia entregarnos tan rápido?

¿Cuál será la respuesta del Estado mexicano ante tal agravio? Me atrevo a decirlo, porque en campaña, el entonces aspirante Andrés Manuel López Obrador fustigó al presidente Peña Nieto calificando de inaceptables e insultantes las declaraciones del presidente Trump, el mismo del que hablamos, sólo que ahora no es presidente, sino aspirante a la Presidencia de Estados Unidos.

Por otro lado, calificamos la filtración del aspirante Trump o la posición indigna del gobierno mexicano, por decir lo menos, con una inexperta postura en la negociación bilateral con nuestro principal socio comercial, quizá en esa reunión con el presidente Trump debió haber asistido el presidente López Obrador.

¿Qué respuesta espera este mexicano? Por lo menos la misma política intervencionista, que ya realizó el presidente López Obrador cuando congresistas americanos pedían que no se aprobara la reforma eléctrica y llamó a los mexicanos a no votar por ellos, por lo menos pediría, de la misma forma, que llamara a los mexicanos a que no apoyen a ningún partido o aspirante a la Presidencia que abuse de la falta de experiencia y dignidad del Estado Mexicano.

La historia juzgará, pero recuerdo un mensaje en video del presidente Peña, muy digno y muy firme haciendo respetar a México, cuyo destinatario fue el entonces presidente Trump.

¿Qué hará la historia cuando revisemos la respuesta del presidente actual ante el ahora, aspirante Trump?

Para no olvidar:

1) Explicaciones pendientes de corrupción de los cercanos al presidente

2) Medicinas que caducaron en las bodegas porque no fueron repartidas

3) Evaluación del manejo de la pandemia, ahora sí van a vacunar hasta en los centros comerciales y no lo hicieron así desde el principio (siguen sin vacunas los mayores a 5 años)

4) Los abusos filtrados en redes del fiscal Gertz que, como mínimo, opacan la impartición de justicia.

5) Un largo etcétera

Insisto, ¡es tiempo de los ciudadanos! No de los que se doblan a la primera.

@abeperez
Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA

Deja un comentario