Cultivos agrícolas han devorado la mitad de bosques en Michoacán: investigador

48

Morelia, Michoacán

El cambio de uso de suelo forestal a agrícola -de manera indiscriminada- para desarrollar cultivos, sobre todo aguacate y frutillas, ha provocado la pérdida de la mitad de los bosques michoacanos, que en cifras se traduce en un millón 100 mil hectáreas, en las últimas tres décadas, expuso el investigador Julio Santoyo Guerrero.

En el marco del Día Internacional de la Madre Tierra, el académico reconoció que Michoacán está rezagado en la atención de la problemática ambiental y cuestionó la ausencia de políticas públicas armónicas con las necesidades del estado y su población para resolver el problema.

“En 30 años nuestros bosques en el estado han perdido un millón 100 mil hectáreas y nos quedan menos de un millón, esto es que hemos perdido la mitad”. Señaló que existe un desvanecimiento de las políticas ambientales en el estado, que es un reflejo de las acciones del Gobierno Federal.

Documentó que esta problemática está provocando la pérdida de agua de los ecosistemas hidrológicos del estado. Ejemplificó que los municipios que ya enfrentan escasez por pérdida de sus recursos forestales se ubican en la Meseta Purépecha, el Oriente, las zonas de Villa Madero y Ario de Rosales.

“Las consecuencias ya las podemos visualizar en diversas zonas del estado de Michoacán en las que ha sido complicado el acceso al agua a consecuencia de la deforestación”, alertó el investigador.

En 2009, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril Día Internacional de la Madre Tierra, en un llamado a los países para dimensionar que el planeta y sus ecosistemas dan la vida, y con el objetivo de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

Las alertas de Naciones Unidas

  • Cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques, superficie que equivale a la extensión de Islandia.
  • Alrededor de un millón de especies animales y plantas se encuentran en peligro de extinción.
  • Los ecosistemas sanos protegen al mundo de las enfermedades porque la diversidad de especies hace más difícil la propagación de patógenos.

Deja un comentario