Este año, se entra por Ceneval a normales o no se entra: SEE

888

Morelia, Michoacán

Desde cobro de fichas para examen de admisión, negativa a entrega de guías de estudios, insistencia en la supuesta participación de una empresa privada en el proceso de admisión de las escuelas normales y rechazo a lo que calificaron como una prueba estandarizada, son parte de los argumentos esgrimidos por egresados y estudiantes normalistas que se manifiestan en el plantón en el Centro Histórico de Morelia.

La directora del Instituto de Educación Media Superior y Superior de Michoacán, Mariana Sosa Olmeda, refirió que, desde las representaciones de egresados y estudiantes normalistas se han difundido supuestos que no corresponden a la realidad para buscar forzar la no participación del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval) en el proceso de admisión a estas instituciones.

Expresó que una de las quejas recurrentes es la erogación de recursos estatales en el pago de servicios de una empresa privada para llevar a cabo una labor que debería desempeñar el gobierno de la entidad o la Federación, en su defecto.

Foto: ACG

No obstante, para los aspirantes el procedimiento es gratuito, desde la emisión de fichas de admisión hasta la obtención de guías de estudio, señaló Sosa Olmeda.

Esto, en contraste con años previos, donde los estudiantes normalistas requerían el pago de 400 a 800 pesos por ficha de examen de admisión, lo que representaba la recaudación de entre 2 y 5.6 millones de pesos anuales de los que se desconoce su destino y que, según los estudiantes normalistas, se ocuparon en infraestructura física, sin tener acreditación de ello.

Acotó que la participación del Ceneval sí implica un gasto para el estado, por una cantidad que declinó especificar, pero que no es exclusiva del centro, sino que “se ha hecho siempre, para solventar la logística y la operación, no es algo nuevo”.

Foto: Fátima Paz

Agregó la directora del Instituto de Educación Media Superior y Superior de Michoacán que se tienen guías de estudio, algo a los que los estudiantes normalistas se opusieron, a pesar que no se venden, son gratuitas para los interesados.

Destacó que el Ceneval es una asociación civil sin fines de lucro, no una empresa privada, que aplica la prueba de admisión a escuelas normales en estados como Guerrero y Chiapas, además de no desarrollar pruebas estandarizadas, sino instrumentos conforme las necesidades de las instituciones, como la escuela normal de educación física, donde se precisan de pruebas de aptitud física, o la Escuela Normal Indígena, donde se debe evaluar el dominio de una lengua originaria.

En el caso de la prueba de admisión de este año, se prevé que el examen sólo considerará 3 módulos, que abarcan competencia lectora, razonamiento lógico matemático y redacción, que calificó como imprescindibles para un joven que pretende ser docente.

Foto: ACG

Mariana Sosa reiteró que, por estos y otros factores, se determinó la participación del Ceneval en las pruebas de admisión a las escuelas normales, por “pulcritud” de los mecanismos, para buscar asegurar su blindaje, no por incapacidad de los órganos estatales o por interés económico.

“Este año, se entra por Ceneval a las escuelas normales o no se entra”, aseguró Sosa Olmeda.

El examen de admisión a las escuelas normales tendrá lugar el 1 de julio, con un estimado de 5 mil a 7 mil aspirantes, pero sólo mil 080 aceptados, con base en los mejores resultados y sin importar si tuvieron calificación aprobatoria o no, una concesión efectuada a los estudiantes normalistas para asegurar que se cubrirían todas las plazas en las escuelas.

Deja un comentario