Foto: ACG

Morelia, Michoacán

Pacientes que requieren diálisis y hemodiálisis y son atendidos por los servicios subrogados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Morelia serán transferidos al servicio intramuros, en tanto que las instalaciones contratadas en el interior del estado estarán sujetas a vigilancia por el instituto y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris).

Luego de varias manifestaciones de pacientes que son atendidos de forma externa, la última de ellas este miércoles, por la mala calidad de los servicios prestados por el proveedor elegido en febrero pasado, Clínica Plenitud, una comisión de inconformes se reunió con funcionarios de la delegación del Instituto.

Entre los resultados generados, destaca el compromiso del IMSS de adquirir 34 máquinas para efectuar diálisis y hemodiálisis que se instalarán en la clínica 83 de Morelia, para recibir a los enfermos renales residentes en la zona y que estaban adscritos al servicio subrogado.

Video: ACG

Será a partir del 3 de mayo cuando estos pacientes empiecen a recibir los tratamientos en condiciones similares a las que se brindan en el hospital general de Charo.

Además, personal del IMSS y la Coepris se comprometió a hacer en lo inmediato una supervisión de las clínicas contratadas y subcontratadas para ofertar el tratamiento para verificar la calidad de estos servicios y buscar asegurar que no se presentan anomalías que comprometan la salud y la vida de los usuarios.

De acuerdo con Giovanni Martínez, paciente renal que requiere hemodiálisis y es atendido en la modalidad extramuros por el IMSS, son múltiples los enfermos que han registrado infecciones por la mala calidad de los tratamientos dados por Clínica Plenitud y las clínicas subcontratadas por ésta.

Al menos, aseveró, una paciente ha fallecido como resultado de elevados niveles de potasio en sangre, indicativo de una inadecuada hemodiálisis y de presunta mala praxis en las sesiones recibidas de las clínicas subcontratadas por Clínica Plenitud.

Si bien señaló que los acuerdos resolverían la problemática que en los últimos dos meses han enfrentado los pacientes dializados que tienen atención extramuros del IMSS en Michoacán, reconoció que tienen reservas, ya que no se darán por satisfechos hasta ver concretados los acuerdos generados.

Deja un comentario