Foto: Cortesía,.

Morelia, Michoacán

Por no llegar a acuerdos con los manifestantes, el consejo de la junta local del Instituto Nacional Electoral (INE) determinó suspender la votación en la localidad de Zirahuén, del municipio de Salvador Escalante. Los pobladores impidieron la jornada en una muestra de inconformidad por la elección del jefe de tenencia.

Ante ello, se presentará una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR) por diversos hechos, como el robo de documentación electoral y obstrucción al derecho de voto, contra quienes resulten responsables.

El presidente de la junta local del INE, David Delegado Arroyo, manifestó su inconformidad porque el órgano electoral siga siendo rehén de hechos y actividades que no le competen y sigan siendo los ciudadanos quienes tengan que sufrir las consecuencias.

Video: Cortesía.

“Es lamentable, porque debemos entender un principio de derecho, sí las comunidades originarias quieren respeto, pues también tienen que aprender a respetar; la lucha por un derecho no da ningún derecho para limitar derechos humanos y menos un derecho político electoral que es la participación”, señaló.

Por su parte el representante de Morena ante la junta local del INE, Edén Alonso Martínez, responsabilizó a la presidenta municipal de Salvador Escalante, Araceli Saucedo de no haber intervenido para resolver el conflicto en la localidad.
“Lamentar esta falta de oficio de muchos actores por obstaculizar la votación y responsabilizamos a la presidenta municipal de Salvador Escalante, Aracely Saucedo por no actuar a tiempo y dejar que esto sucediera”, denunció.

Finalmente el representante del Partido del Trabajo ante la Junta Local del INE, Jorge Portes, señaló que más de 3 mil ciudadanos se quedaron sin el derecho al voto por el secuestro de las casillas.

“3 mil 522 ciudadanos que no podrán votar les privaron el derecho del voto y exhortamos a las autoridades para buscar que en un futuro que no vuelva a pasar esta situación”, precisó.

Deja un comentario