Morelia, Michoacán

Derivado del cambio climático que ha generado sequías y lluvias más intensas, circunstancias que permiten la proliferación de plagas, en la Reserva de la Mariposa Monarca se derribaron ocho mil árboles entre noviembre de 2020 y abril del 2021, informó Cuauhtémoc Sáenz Romero, integrante del Instituto de Investigaciones de Recursos Naturales (INIRENA) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

En conferencia de prensa, el académico nicolaita refirió que los árboles fueron derribados por una plaga de escarabajo descortezador, la cual acabó con las coníferas, mismas que se encontraban debilitadas por falta de precipitaciones pluviales.

“El 70 por ciento de los árboles eran oyamel y el resto pinos, y eso se reportó entre noviembre de 2020 y abril del 2021, derivado de un clima extremadamente seco y caliente”, resaltó.

Sáenz Romero recalcó que lo anterior se deriva de una catástrofe medioambiental que se vive en todo el mundo y que ha dado lugar a una investigación de carácter internacional en la que se detectaron mil 300 puntos en los que se perdió el 15% de árboles en un periodo de cinco años.

“Investigadores de España, Alemania, Israel, Estados Unidos, entre otros países han detectado esta situación y se detectó que tienen en común estos mil 300 sitios: son espacios cada vez más secos y calientes, lo cual es letal para los bosques que se van debilitando porque los mecanismos que tiene el árbol para soportar la sequía no son suficientes y cuando son atacados por plantas y enfermedades no lo soportan”, explicó.

En ese sentido, citó la pérdida de 500 millones de árboles en un perdiodo de diez años en California y Texas, lo cual fue calificado como una “catástrofe ambiental”, todo ello derivado del aumento de temperatura de 1.4 grados desde la era pre industrial.

Deja un comentario