Foto: Archivo/ACG

Esfera Pública

Se acerca el Día Internacional de la Mujer, que será este martes ocho de marzo #8M, y el marco se presta para recordar cómo llegan las mujeres de México a esta conmemoración, en razón de los apoyos de parte del Gobierno de la República.

Desde el año 2018 que inició el gobierno de López Obrador, se han desmantelado estructuras y se han eliminado fideicomisos y programas que apoyaban a las mujeres en situación de vulnerabilidad, por ejemplo:

  1. Se eliminaron las medicinas y tratamientos para niñas y niños con cáncer.
  2. Se eliminó el programa de estancias infantiles.
  3. Las mujeres son las que más empleos perdieron por la pandemia de Covid-19 y no recibieron programas de apoyo económico.
  4. Las mujeres en este país siguen ganando menos salario respecto a los hombres, haciendo las mismas funciones.
  5. Se eliminaron recursos económicos para seguridad pública, impactando negativamente el combate al feminicidio.
  6. Y, recientemente, se eliminó del presupuesto federal 2022 el programa “Escuelas de Tiempo Completo” que ayudaba con horarios extendidos de clases y alimentación para estudiantes.

En este sexto punto me quiero detener.

a) Este programa operó en el año 2020 en Michoacán y apoyó a 880 escuelas, de 89 municipios.

b) De esta cifra, 833 escuelas tenían el servicio de alimentación para estudiantes.

c) Este programa benefició a 76 mil alumnos michoacanos, ejerciendo 483 millones de pesos.

Sin embargo, todo cambió para este año. En las reglas de operación 2022, desaparecieron todos estos componentes para destinarse ahora -según las reglas-, a obras de infraestructura. ¿Qué pensar de la eliminación de este programa?

Sin duda, el gobierno de López Obrador no es un aliado de las mujeres mexicanas, porque si lo fuera, no eliminaría de manera sistemática programas que les ayudan a tener mejores condiciones de vida para poderse desarrollar como profesionales, profesionistas, como personas o como el sustento de millones de familias mexicanas.

El programa Escuelas de Tiempo Completo tiene bondades; no resuelve todo, pero las tiene. Por ejemplo, ayudas a los estudiantes con herramientas para que dignifiquen sus vidas, autogenarándose como profesionales, mejores oportunidades para su desarrollo.

Otro de los rasgos positivos de este programa, es que se puede avanzar hacia una transformación en positivo del Estado. Michoacán hoy está entre los tres primeros lugares a nivel nacional en homicidios dolosos, y esto en las propias cifras del Gobierno Federal. Sin lugar a dudas, buena parte de esta violencia tiene que ver con los niveles bajísimos de calidad educativa que se tienen.

De aquí que el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla y la secretaria de Educación, Yarabí Ávila, tienen un gran reto y una oportunidad por delante; rescatar este programa –como ya lo prometió el gobernador-, pero dándole un nuevo rostro de eficacia, eficiencia, conceptualización y comunicación.

El gobernador de la entidad, sobre todo la secretaria de Educación, deberían asumir este reto con urgencia; deben involucrarse menos y hablar prácticamente nada de temas financieros, sindicales y laborales, porque siguen haciendo y difundiendo lo que hacían los anteriores.

Cuando su encuadre de comunicación y marketing lo establezcan de manera estratégica, las cosas les podrán salir mejor, y el rescate de las Escuelas de Tiempo Completo es un escenario que se presta para comenzar con la construcción de lo que en comunicación política denominamos, un “mito de gobierno”. Ya veremos si lo inician.

El autor es consultor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Comunicación, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

Deja un comentario