Foto: ACG

Morelia, Michoacán

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Clínica Plenitud y las fiscalías generales de la República (FGR) y del Estado (FGE) se “echan la bolita” en la atención del reclamo de poco menos de 600 pacientes renales en Michoacán, afectados por el cambio en el proveedor de servicios subrogados de hemodiálisis y diálisis, según versiones de los mismos.

De acuerdo con Giovanni Rivera, paciente con diagnóstico de etiología desconocida y 12 años en tratamiento de hemodiálisis, aún no hay una respuesta a la inconformidad de cerca de 575 derechohabientes del IMSS en Michoacán que precisan de hemodiálisis y diálisis, ante el proceder que la empresa contratada por el instituto, Clínica Plenitud, ha tenido con los pacientes y las deficiencias exhibidas.

Detalló que tras manifestarse el pasado miércoles, en las inmediaciones de la Subdelegación del IMSS, en Morelia, se llevó a cabo una mesa de negociación entre el instituto, los quejosos y la Clínica Plenitud, que no arrojó resultados.

Foto: ACG

Esto, debido a que el IMSS rechazó que se negara los servicios a los enfermos renales, “lo que es cierto, para algunos, porque la queja es que no tiene el proveedor contratado la capacidad de atendernos y que una parte de los pacientes suma al menos 2 días sin tener una sesión de diálisis o hemodiálisis”

Por su parte, el representante de la Clínica Plenitud rechazó como “mentiras” los señalamientos de los usuarios, en torno de la inexperiencia del personal de enfermería; la falta de instalaciones adecuadas, ya que algunas aún están en construcción y en esas condiciones laboran, y la ausencia de insumos básicos, como agua potable, jabón, gel antibacterial y protocolos de prevención de contagios de covid. Además, reconoció que la cifra de pacientes que demandan sesiones es superior a la esperada, sin exponer las medidas a asumir para atender a esta población.

Además, los inconformes acudieron a la FGR para entregar un escrito donde explican su situación, donde se les mencionó que no podían recibirlos porque tenían que acudir a la FGE; una vez en la instancia estatal, la respuesta fue que se debía hacer el trámite, pero en su homólogo federal.

Foto: ACG

Recordó que la Clínica Plenitud ganó la licitación pública para la contratación por el IMSS del servicio subrogado de diálisis y hemodiálisis, lo que fue informado a los pacientes a finales de febrero; no obstante, mientras algunos ya han acudido a las instalaciones a recibir sesiones, otros no han sido asignados a alguna sede.

Y es que la Clínica Plenitud no tiene sedes en Morelia, sólo en Ciudad Hidalgo, Uruapan y Apatzingán, donde los usuarios aseveraron no existen las condiciones adecuadas para la atención de los enfermos dializados.

En el caso de Morelia, se debió subcontratar a otros proveedores, como la Clínica de Hemodiálisis García de León, que disponía de 5 máquinas y en menos de una semana pasó a 25, aunque el aumento no se hizo acompañar por personal capacitado e insumos suficientes, además de aplicación de medidas de protección en salud.

Foto: Marisela López Díaz

Giovanni Rivera lamentó que, si bien el IMSS comprometió visitas sorpresa de supervisión, dichos de trabajadores y extrabajadores refieren que la empresa atiende de manera inmediata las quejas con el fin de acallarlas, sin dar una resolución de fondo.

Este proceder, indicó, le habría llevado a problemáticas similares en puntos como Cuernavaca, Morelos, y Guadalajara, Jalisco.

Información en la red expone que la Clínica Plenitud fue suspendida en Chihuahua, en 2017, luego de que una paciente acusara presunta negligencia médica, por el uso de filtros reciclados en sesiones de hemodiálisis y diálisis, lo que reduce las posibilidades de ser candidatos a trasplantes de riñones.

Foto: Marisela López Díaz

No todos los pacientes siguen la línea de la inconformidad. Al menos 80 pacientes radicados en la región Oriente, en municipios como Ciudad Hidalgo, Zitácuaro y Maravatío, se debaten entre la conveniencia de la proximidad geográfica y la obtención de un tratamiento digno.

Arturo Cortés padece insuficiencia renal crónica y está pronto a cumplir 2 años en hemodiálisis, sesiones que tenía en Morelia. La contratación de la Clínica Plenitud como proveedor del servicio subrogado llevó a que se le asignara a Ciudad Hidalgo, donde reside.

Aunque en principio la asignación podría favorecerle, por evitar constantes viajes hasta Morelia, Arturo Cortés señaló que en un balance, el saldo es negativo para él, y para otros pacientes renales en su situación.

Foto: Marisela López Díaz

“Mi nefrólogo está en Morelia, el cambio repentino de clínica no nos favorece, la sede en Ciudad Hidalgo ni siquiera está terminada, la única forma de tener un tratamiento digno y seguro es en Morelia, y por eso solicito que me regresen”, expuso.

Aún no hay un consenso entre este sector de pacientes dializados, ya que algunos valoran el hecho de evitar el traslado a Morelia, frente a la seguridad de un tratamiento adecuado.

“Esta tarde vamos a buscar ponernos de acuerdo y decidir qué vamos a hacer, porque esto ha sido de repente y algunos compañeros están analizando qué es lo más conveniente para ellos; yo, en realidad, prefiero viajar a Morelia, donde puedo acceder a un tratamiento digno”, insistió.

Transferencia, no cancelación del servicio: IMSS

Transferencia de unidades, no cancelación de servicios, llevó a cabo el IMSS al seleccionar, mediante licitación pública nacional, a la Clínica Plenitud para atender a los pacientes que extramuros reciben sesiones de diálisis y hemodiálisis, a través de particulares contratados por el instituto.

Afirmó que está en marcha la asignación de clínicas y sedes para estos enfermos, quienes deberán acudir al área de medicina interna, en el Hospital General Regional, en Charo.

Aseguró que el nuevo proveedor cumple con mejores condiciones que el anterior, en Morelia, lo que motivó la transferencia de los pacientes, previa realización de visitas de supervisión, las que, garantizó, serán permanentes.

Con anterioridad se realizaron supervisiones en las instalaciones de la nueva clínica, a donde son transferidos los pacientes, en cuanto al cumplimiento de los estándares de calidad y que, garantizó, serán permanentes.

Deja un comentario