Morelia, Michoacán

El Gobierno de Michoacán que encabeza Alfredo Ramírez Bedolla, informó hoy que ya se investiga a altos exfuncionarios que tienen “las manos metidas” en el conflicto magisterial y reiteró que es un compromiso erradicar la corrupción de fondo.

“Hay funcionarios del gobierno anterior que metieron la mano y las siguen metiendo, ya los estamos investigando, ya se están haciendo las auditorías”, señaló el mandatario, al destacar que se trabaja para acabar con las prácticas corruptas que han mermado el sistema educativo en Michoacán.

Aseguró que los acuerdos fuera de norma entre el gobierno y los dirigentes sindicales se terminaron y enfatizó que el diálogo abierto y transparente se mantendrá, siempre en el marco de la ley.

En ese sentido, la secretaria de Educación, Yarabí Ávila González, dijo que en la dependencia a su cargo se está trabajando “a paso fuerte y bien dado”, para recuperar la rectoría de la educación y terminar con las prácticas ilegales que se acostumbraban.

Junto con gobernador del estado, Ávila González destacó que el trabajo en la SEE va acorde a lo que solicita la Federación, para seguir recibiendo el apoyo de la misma y cumplir así los compromisos de pagos con el magisterio michoacano.

Deja un comentario