Crecimiento ‘salvaje’ de Morelia, grave daño al ambiente: especialista

63

Morelia, Michoacán

El crecimiento desordenado de Morelia y otros núcleos urbanos ha llevado a la generación de fenómenos conocidos como islas de calor, que inciden en la tendencia al alza de la temperatura ambiental y la disminución de la calidad de vida de los residentes de las ciudades.

El presidente de la Comunidad Independiente de Manejo Ambiental (CIMA), Gerard Traverse, explicó que la expansión de la mancha urbana sin control ha sido calificada como “un crecimiento salvaje”.

Esto, debido a que ha posibilitado la urbanización en zonas de riesgo, no aptas para uso habitacional; áreas de importancia biológica, como las reservas naturales, y áreas de recarga de los mantos acuíferos.

Son múltiples las consecuencias de establecer planchas de cemento y pavimento sobre los ecosistemas, pero entre éstas destaca la formación de islas de calor, un “fenómeno que se refiere a la presencia de aire más caliente en ciertas zonas de la ciudad, a diferencia del que se encuentra en las zonas rurales que lo rodean”, de acuerdo con Elda Luyando, investigadora del grupo de Cambio Climático y Radiación Solar, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), como lo consigna la revista digital Ciencia.UNAM.

La especialista, en el texto Islas de Calor. Un Fenómeno de las Ciudades, detalló que “la diferencia entre temperaturas tiene múltiples razones, algunas de ellas están relacionadas a que las ciudades están densamente construidas, el suelo de concreto, pocas áreas verdes y pocos cuerpos de agua, lo que favorece que la radiación solar se disperse más lentamente”.

Además, la presencia de condiciones meteorológicas, como cielo despejado, ciento en calma o muy suave y radiación solar, por lo que las islas de calor no se observan todo el día ni todo el año.

Imagen: Internet

Entre las consecuencias que padecen los habitantes de las ciudades con presencia de islas de calor se encuentran la menor calidad de vida por una mayor sensación térmica que coincide con un clima ya cálido y la pervivencia de plagas, como los mosquitos, incluso en temporadas que regularmente no les son propicias, por el calentamiento del aire circundante.

En Morelia, algunas de las zonas donde se han detectado islas de calor, continuó Gerard Traverse, son el anillo perimetral del periférico y el Centro Histórico.

Deja un comentario