Periodismo, feminismo y política. Las fuerzas emergen

50

Akelarre

La política debe dejar de hacerse desde pedestales de simulación y aterrizar en la tierra, en la realidad, la transformación no se platica, se hace y no siempre es para mejorar.

Ayer estuve pendiente de la protesta que en todo el país las y los periodistas iniciaron por los asesinatos y violencia, amenazas que sufre el gremio. El sistema se defiende a golpes, balas o billetazos pero les callan.

Así estamos… yo me muevo en ambos mundos, el periodismo y la política, ademas con filosofía feminista, lo hago convencida que puedo intervenir positivamente en ambos, pero solo por acceder he vivido en carne propia el acoso, la violencia y el bloqueo sistemático para evitar que hable en una tribuna ni acceda al poder ejecutivo. Pero eso lejos de detenernos, nos ha fortalecido como la única visible oposición en México, una que propone y acciona desde la colectividad horizontal.

Y aunque algunos de esos periodistas alguna vez estigmatizaron y re victimizaron a las mujeres que luchaban por sus derechos marchando en las calles, hoy al verlos en esa misma posición llego a dos reflexiones: todos estamos en el mismo barco y somos víctimas de un sistema caduco que violenta a quienes piensan diferente, ese sistema patriarcal ya tampoco les representa a ustedes compañeros periodistas, ojalá realmente sumemos fuerzas y compartamos la sensibilidad y la inteligencia para entender que no somos enemigos, que se deje de estigmatizar nuestra lucha como si fuésemos enemigas públicas o delincuentes.

Las calles siguen siendo un lienzo para alzar la voz cuando otras posibilidades se agotan.
Asimismo los micrófonos, las rotativas, los streaming, la radio y televisión que sobreviven, deben ser un espacio libre, un espacio incluyente que dedique una buena parte de sus tiempos aire a dar voz a las grandes causas que nuestro país exige, al conocimiento, la educación, a la búsqueda de justicia social y propagación de información verídica extraída de las calles y no de las editoriales con compromisos pagados.

A esas y esos periodistas, comunicadores, reporteras, enlaces, personas que continúan diciendo lo que ven y clamando por resultados a los gobiernos en turno, mi reconocimiento y respeto, porque están en peligro de extinción.

Nos unimos a la exigencia por el respeto a la vida de todas las personas, y en este caso un llamado especial a respetar la libertad de prensa y a estimular un verdadero trabajo periodístico que sea reflejo del sentir popular pero sobre todo, lo más apegado a la verdad, con investigación y profesionalismo, y que ello sea garantizado sin censura ni coacción por los gobiernos en turno y los dueños del capital.

La censura y la represión son directamente proporcionales a la falta de legitimidad en un gobierno, sea de quién sea.

#Feminismo #Periodismo #LibertadyDignidad

Deja un comentario