Y si nos enfocamos

70

Transformando

Esta semana ya pasamos las fiestas, las ilusiones, las fantasías, los buenos deseos, los planes, incluso algunos ya hasta rompieron la promesa de ir al gimnasio comenzando el año. También comenzamos la última mitad de este sexenio, por cierto 3 años raros que dudo que podamos olvidar.

Son 3 años y algunos meses que nos han sacado del confort y obligado a multiplicar nuestra creatividad y versatilidad sin duda. La mayoría de los días nos levantamos pensando que ya nada puede superar lo que cerramos el día anterior y siempre tienen la capacidad de sorprendernos. Esta segunda quincena de 2022 quiero dedicarla al enfoque, ese que desde hace tiempo cada vez es más escaso.

En días pasados cuando se recrudeció la cruzada del presidente contra el INE, una batalla que sin duda se volvió personal, que aunque está desbalanceada porque por un lado esta la fuerza de la federación y 2 horas de mañanera, por el otro lado vemos a un empecinado protector de las instituciones que cada día que puede, nos da un ejemplo de la función de las instituciones, manteniendo el equilibrio cuando alguien, en este caso el presidente, quiere inclinar la balanza a su favor a como dé lugar.

Hablando del enfoque, hagamos una reflexión: cuánto tiempo ha dedicado nuestro presidente en pensamiento, planes y acciones al ataque al INE, desde quitarle presupuesto, atacar a los consejeros y hacer que el presidente de Morena impulsara el juicio político contra el INE, incluso presentar un plan de austeridad, por el simple hecho de que como organismo defienda su autonomía, y se niegue a hacer lo que es humanamente imposible.

Reflexionemos, qué sucedería si le dedicara el mismo tiempo y acción que le ha dedicado, al INE, a dividirnos como sociedad, a la reforma eléctrica, a las megaobras, a minimizar la pandemia, si todo ese tiempo lo dedicara para hacer un programa real de desarrollo económico, o un verdadero plan de seguridad o a mejorar el sistema de salud.

En cambio, hemos escuchado horas de discurso, negando que haya desabasto de medicamentos y al mismo tiempo atacar a los científicos, a los intelectuales, empresarios y a cualquiera que se oponga a sus postulados.

Sin embargo, hay una gran resistencia en este país, de la sociedad, de las instituciones que no han permitido que se descarrile nuestra república.

En estos 3 años han querido desaparecer al INE, CRE, IFETEL, COFECE, organismos de derechos humanos, encarcelar a científicos, callar periodistas, perseguir a opositores, eliminar el capital económico, cambiar la Constitución a modo. Una historia similar la hemos visto en países de América Latina, la diferencia es que aquí lo hemos impedido.

Por primera vez difiero con esas voces que en 2018 decían que México se iba a convertir en Venezuela, hoy con orgullo y conociendo el resultado de la fuerza de nuestras instituciones, digo que el peso específico de algunas instituciones, no han permitido el retroceso de nuestro país. Sirvan estos ejemplos para que reflexionemos el Mexico que queremos, sin duda, un país con instituciones que mantengan el equilibrio y no permitan el país de un solo hombre.

Insisto…
¡Es tiempo de los ciudadanos!

Abelardo Pérez Estrada
@abeperez
Empresario, analista político, expresidente CANACINTRA

Deja un comentario