No vemos al crimen interviniendo en las comunidades indígenas: Jesús Mora

34

Morelia, Michoacán

Jesús Mora, el estratega del gobierno estatal ante los ayuntamientos, asegura que el fantasma de la presencia del crimen organizado está ausente en el proceso para organizar las asambleas, en aquellas comunidades indígenas que buscan convertirse en autónomas a fin de ejercer su propio presupuesto.

“No observamos que el crimen organizado esté incidiendo en las asambleas o en la decisión de los ciudadanos, no lo observamos, no tenemos algún elemento que así lo señale. Hay cuestiones de seguridad (para realizar este proceso), sin duda alguna”, sostiene el titular del Centro Estatal para el Desarrollo Municipal (Cedemun), a pregunta expresa y con el antecedente de que, en las elecciones constitucionales del 2021, los magistrados electorales confirmaron la injerencia del crimen en algunas casillas.

En entrevista con Primera Plana, Mora afirma que existen condiciones para que en este 2022 hasta 70 comunidades puedan realizar sus asambleas, donde definirán si se convierten a autónomas o siguen bajo el régimen tradicional dependiendo del Ayuntamiento de su municipio.

El Cedemun ya había dejado de existir, ¿qué los lleva a revivirlo y cómo se encuentra en este momento?

En el 2019, la administración pasada extingue al Cedemun y crearon las jefaturas regionales que tenían una misión claramente político-electoral para generar contrapesos con los partidos que no eran del mismo color del gobierno. A través de un decreto, el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, con una visión municipalista, lo reactiva y en esas andamos, recorriendo el estado, poniéndonos a las órdenes de los alcaldes, sin distingo partidario; esa es una indicación que nos dio el gobernador, contribuyendo para potencializar las acciones que se están desarrollando en cada región del estado.

¿Cómo se va a implementar la política del gobierno estatal con respecto a las comunidades que quieren ejercer su autonomía?

Como ustedes saben, nuestro gobernador ha sido un impulsor de que se devuelva el poder al pueblo, a las comunidades indígenas, y en este sentido, con las reformas a la Ley Orgánica Municipal también nos ha encomendado que estemos muy de cerca, porque finalmente el presupuesto directo implica derechos, pero también obligaciones.

Prácticamente, las comunidades se convertirán en un municipio chiquito; reciben el recurso del fondo general, fondo 3 y fondo 4, proporcionalmente, pero también tienen que rendir cuentas, tienen que ser transparentes con el uso del recurso, tienen que armar proyectos ejecutivos en materia de obra pública, es decir, requieren del acompañamiento para que pueda cuajar bien este tema.

¿Cuántas comunidades indígenas están buscando entrar en este proceso y cuál es su opinión respecto al modelo que ha significado la experiencia de Cherán?

Hasta este momento hay 12 comunidades que ya ejercen el presupuesto directo. Hay otras 14 que ya están en ese proceso, que ya han hecho sus asambleas, que ya el pueblo se ha manifestado para transitar en esa ruta. El Instituto Electoral de Michoacán (IEM) nos ha informado que tiene planteadas 70 asambleas durante el 2022, y yo creo que van a ser un poquito más.

Sin duda alguna, el caso de Cherán es un ejemplo claro de que las comunidades se saben organizar, de que los ciudadanos tienen toda la capacidad para autogobernarse. No tengo duda de que, si todos caminamos juntos, si todos apoyamos y aportamos para que esto transite, va a ser un ejercicio modelo a nivel nacional.

Usted fue presidente municipal emanado del sistema partidista, contrario a lo que, por ejemplo, hoy prevalece en Cherán ¿Puede alcanzarse esa convivencia entre las comunidades que están a favor de ese tipo de mecanismos y los ayuntamientos instaurados con el método tradicional?

Nosotros tenemos vocación democrática y entendemos que son las propias comunidades las que tienen que regir sus destinos. Nosotros creemos en el sistema partidario, venimos de los espacios donde hemos estado; sin embargo, somos respetuosos de las diferentes formas de pensar. Va a ser necesario mucho diálogo, mucho consenso en las comunidades que decidan transitar hacia el autogobierno.

Habrá algunos alcaldes que no les guste la idea o no estén convencidos; sin embargo, en un sistema democrático son las mayorías las que determinan a través de una asamblea, no lo dicta una persona, sino a través de una asamblea, previa, informada, donde la ciudadanía va y manifiesta su voluntad de transitar o no, en una asamblea que puede ser bajo distintas modalidades: a mano alzada, por voto libre y secreto, en urnas o en fila, ellos mismos deciden a través de sus usos y costumbres.

¿Tienen ubicado algún foco rojo, considerando que en algunas comunidades indígenas ese tipo de procesos generan también mucha convulsión?

Es del dominio público. Ha habido algunas manifestaciones en municipios como Coeneo, Zitácuaro, Nahuatzen y Erongarícuaro, donde se detectan algunos temas de inconformidad, por eso el IEM se encarga de llevar a cabo todo este proceso, para darle certeza a la gente, un mecanismo transparente en el que cualquier ciudadano puede asistir a la asamblea y manifestarse. Tendremos que, a través del diálogo franco, honesto, de frente, lograr que haya armonía en las comunidades, que no haya confrontación y que prevalezca el orden y la paz social.

¿Ve condiciones de seguridad para transitar en estos procesos? Lo comento porque la delincuencia organizada no ha dejado ninguna porción del territorio sin estar tratando de incidir.

Sin duda, no observamos que el crimen organizado esté incidiendo en las asambleas o en la decisión de los ciudadanos, no lo observamos. No tenemos algún elemento que así lo señale y hay cuestiones de seguridad, sin duda alguna.

En su mejor escenario, ¿cuál es la cantidad de comunidades que esta administración va a dejar establecidas con esa autonomía en el manejo de los recursos?

Por lo que he platicado, lo que he observado en los municipios en los recorridos que hemos hecho, hay mucha expectativa. Creo que las 256 comunidades, incluso algunas otras que están en ese proceso, si se les considera como de pueblos originarios.

¿No se han encontrado hasta ahora con algún obstáculo de tipo político electoral con los ayuntamientos emanados de partidos políticos diferentes a Morena?

Este tema, sin duda genera cierta controversia, porque para un presidente municipal, que una comunidad le solicite transitar hacia el presupuesto directo implica que tendrá un recorte presupuestal. Si esa comunidad representa el 20 por ciento de la población, en esa misma proporción será un 20 por ciento menos de recursos en el Ramo 28 y en el ramo de infraestructura.

Sin embargo, hemos visto mucha voluntad por parte de los alcaldes. Todo está en que las asambleas se hagan de manera correcta, que se respete la decisión de los ciudadanos, que nadie le meta mano, ni el Gobierno del Estado ni el municipal, nadie de ningún nivel de gobierno. Habrá quienes decidan cargarse hacia un lado o hacia otro, pero todo dependerá de que seamos todos respetuosos de la voluntad ciudadana en las comunidades indígenas.

Reiterar que estamos para apoyar de manera decidida, sin distingos partidarios, esos tiempos se acabaron, es la indicación de nuestro gobernador y lo está demostrando en la vía de los hechos que este trato va a ser parejo para todos.

Deja un comentario