‘Escena del banquito pudo dañar la investidura del Congreso’

57

Morelia, Michoacán

La mañana del 27 de septiembre pasado, el diputado morenista Fidel Calderón sorprendió en pleno acto del Congreso del Estado, al colocar un banquito verde como protesta por la ausencia del entonces gobernador Silvano Aureoles en la entrega de su sexto informe. Eso, reconoció la diputada Adriana Hernández, pudo dañar la investidura del Poder Legislativo.

“No voy a dar tantos detalles, porque al final ya pasó y creo que el diputado Fidel entendió que no es de esa manera como podemos construir en el Congreso”, comentó a pregunta expresa, durante una entrevista en el programa Los Demonios Sueltos, de Primera Plana MX.

La legisladora accedió a rememorar ese momento, el cual derivó en un altercado entre personal de Protocolo y un fotógrafo del diputado de Morena.

“Simplemente le pedí (al diputado Fidel Calderón) de la manera más respetuosa que se retirara el banco”, recordó Hernández, quien preside la Mesa Directiva del Congreso.

“Lo que le comenté es que era un tema que podía dañar la investidura del Congreso y la mía como presidenta, que soy la autoridad del Congreso. Lo entendió bien. Solo ordené que se retirara el banco y de mi parte no pasó a mayores”, dijo.

Foto: Captura de pantalla

¿Fue desmesurado que el PAN haya pedido la destitución del diputado Fidel Calderón?

“No sé si desmesurado o no. Lo que pasó fue que, cuando termina el evento, parece ser que hubo otro episodio donde un fotógrafo empujó a la directora de Protocolo.

“Eso fue lo que molestó, no solo al PAN, sino a todos los diputados y por supuesto a nosotras como diputadas, porque no podemos permitir que por un acto de esa naturaleza se violente a nadie, y mucho menos a una mujer y menos dentro del Congreso”, señaló.

Fue Aureoles quien le dio fama a la protesta del banquito, tras usar uno en color verde mientras esperaba audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador afuera del Palacio Nacional el pasado 27 de junio.

El perredista replicó la escena, incluso, al viajar en julio a Washington para llevar ante instancias internacionales su inconformidad por lo que, consideraba, una peligrosa intromisión de la delincuencia organizada en las elecciones de Michoacán y de México.

Esa forma de protestar ha sido retomada por el movimiento feminista y grupos sociales que se han manifestado en Morelia, y el coordinador de los diputados locales de Morena lo hizo también en la sesión del 27 de septiembre.

A la distancia, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso ve el episodio como un hecho que no escaló a más.

“Hice lo que considero que debí hacer como representante de este poder”, sostuvo.

Deja un comentario