‘No se hizo justicia’, a dos años aún lloran a los policías emboscados en Aguililla

74

Morelia, Michoacán

Esta tarde, familiares, amigos y compañeros de los 13 policías asesinados en una emboscada orquestada por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el municipio de Aguililla, realizaron una marcha que salió de Las Tarascas con rumbo a Catedral.

“La caminata de luto en homenaje a nuestros hermanos policías”, decía la manta que portaba un vehículo que recorrió la avenida Madero.

Ese 14 de octubre 2019, integrantes del cártel jalisciense emboscaron a los policías estatales y quemaron sus patrullas. La justicia nunca llegó, reclaman las familias de los policías.

Muchos de los niños que este jueves marcharon con la foto de su papá impresa en el pecho, nunca los conocieron y quizá no entienden aún lo que pasa, mientras que sus madres y abuelas derraman lágrimas a cada paso que dan.

Durante la marcha, se observa a las familias, amigos y policías que piden justicia, se escuchaba:

“Volver abrazarlos y sonreír junto con ellos, es todo lo que pedimos”.

Entre ellos, los familiares de Marco Antonio Hernández Pineda, un joven policía que le dijo a su esposa una noche antes de salir rumbo Aguililla: “cuando regrese, nos casamos y bautizamos al niño, es una promesa”, le dijo.

“Mi hija estaba embarazada. Su hijo que hoy tiene 2 años, no conoció a su padre. arco Antonio no pudo cumplir con su promesa, ya no regresó con vida”, relató la suegra del joven de 19 años.

Como esta historia, se escuchaban muchas durante el recorrido, que era acompañado por una canción que fue compuesta en honor a los policías caídos:

“La justicia no me va a dar lo que yo quiero… Sólo pido volver abrazar a mi hermano Reinel”.

La marcha terminó afuera de Palacio de Gobierno, donde los integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, que mantienen un plantón, abrieron paso al contingente.

Madres y esposas, junto a las fotos de los policías caídos, lloraban su ausencia y el dolor de no volver a verlos.

Lo más irónico de esta escena fue que los familiares de 13 policías caídos en Aguililla exigen justicia y los integrantes del FNLS quieren muertos a los policías.

Posteriormente, los deudos entraron a una misa que se realizó en Catedral para recordar el segundo aniversario de la muerte de los policías.

Deja un comentario