‘El PRI dejó de abanderar causas’: Adriana Hernández

48

Morelia, Michoacán

Han pasado 20 años desde aquella derrota que, en 2001, acabó con una hegemonía de siete décadas de gobiernos consecutivos, y desde entonces el PRI no ha logrado cautivar nuevamente al electorado en Michoacán.

En esas dos décadas, sólo han vuelto a ser Gobierno Estatal durante tres años con siete meses, con el triunfo de Fausto Vallejo en 2011. No más.

Para Adriana Hernández, actual presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado por el PRI, eso tiene una explicación: su partido dejó de abanderar las causas de la gente.

“Entre muchas otras cosas, nos ha faltado ponernos de acuerdo, respetar que en la democracia hay diferentes formas de pensar y que un partido político debe estar unido.

Se dejaron de abanderar causas. Recordemos que el PRI era el partido de las causas; nosotros abanderábamos la causa de los indígenas, de las mujeres, de las niñas, de los niños, de los adultos, y se dejó de hacer en muchos casos ese trabajo de acercamiento”.

Para Hernández –tres veces diputada local en forma consecutiva-, para que un partido funcione nunca debe abandonar las causas sociales.

Incluso, habló de la necesidad de impulsar un relevo generacional de cuadros, que conduzcan al PRI hacia una condición de mayor competencia frente a los demás partidos.

“Un grupo de relevo generacional es inminente que se tiene que dar. Pongo mi ejemplo: yo empecé hace 20 años y no ha sido fácil. Cuando inicié no había paridad de género en los estatutos.

A mí me tocaba competir desde tierra para repartir volantes, hacer perifoneo, ser maestra de ceremonias, acomodar sillas, ser dirigente de los jóvenes, ser secretaria general del partido… ha sido un avance no tan fácil, pero al final eso me ha dejado un reconocimiento”, expuso.

La legisladora priísta respondió así a diversos cuestionamientos de periodistas, durante el programa ‘Los Demonios Sueltos’, que se transmite en Primera Plana Mx.

Foto: Captura de pantalla

‘Una ofensa, no enfrentar a delincuentes’

Cuestionada sobre la estrategia de “abrazos, no balazos”, con la que el presidente Andrés Manuel López Obrador busca frenar a los criminales en el país, Hernández dijo no coincidir.

“Como michoacana no coincido con esa estrategia. Habrá que preguntarles a los hermanos, a los papás, a la familia de quienes han sido asesinados por el crimen organizado o por un intento de asalto, que son miles en el estado”, explicó.

Para ella, la violencia no podrá frenarse sin una estrategia que incluya acciones preventivas y de desarrollo integral, pero también de contención.

“También tiene que ser una estrategia de contención, porque de otra manera es hasta una ofensa para quienes hemos perdido algún familiar en una situación de violencia”, expresó quien, desde ahora, se le menciona entre las posibles aspirantes al Senado en la contienda del 2024.

Deja un comentario