Poéticas Incluyentes: La casa de los duendes

273

Morelia, Michoacán

Los creadores de Poéticas Incluyentes están llenos de títulos y de éxitos profesionales; sin embargo, lo que más sobresale en ellos es la irreverencia con la que olfatean el entorno para ponerles trampas a los hechos negativos.

Ellos han decidido fundar una casa cultural donde el elemento íntimo se combina con la pluralidad y los visitantes se tornan claves a fin de establecer un ambiente cálido, amigable y con sentido de unificación.

Nacho Tena, productor artístico cultural, y Juan Medina Salgado, especialista en cultura de la discapacidad, recibieron a Primera Plana MX en la sede del nuevo proyecto, un caserón con 2 espacios amplios, un acogedor patio y una cocina impregnada de olor a café.

Por cierto, se trata de un lugar icónico, porque fue la Casa Natal del poeta michoacano Jesús Sansón Flores, antiguo nicolaíta, situada a un costado de la Plazuela Rayón o Jardín de la Soterraña, en el Centro Histórico moreliano.

Desde el principio de la charla supimos que en Poéticas Incluyentes se tratarán de fundir las actividades de las 2 empresas que auspician el sitio: Instituto para la Inclusión y PROMORBE Arte & Cultura, las cuales ofrecerán una programación que será irrechazable.

Sobre la génesis de la aventura, Nacho Tena, quien, además, es cantante y actor protagónico de la obra TzinTzun, presente en la cartelera del Teatro Matamoros, nos comenta con su habitual jovialidad:

“Fui alumno de Juan en una certificación. Luego, nos encontramos por casualidad, cuando ambos estábamos buscando locales y, al final, decidimos alquilar algo más grande donde pudiéramos fundirnos. Entonces, apareció esta vivienda que a los 2 nos encantó; no obstante, estaba maltratada y tuvimos que trabajar duro. El papá del dueño había sido discípulo del mío y esto, claro, eliminó las desconfianzas”.

Tanto Nacho como Juan coincidieron en que la nueva entidad cultural se guiará por 3 principios básicos: poesía, arte y unificación.

Expos y cenas a ciegas

La agenda para apoyar a los ciudadanos con alguna discapacidad es amplia en Poéticas Incluyentes según nos precisa Juan. 

El proyecto se inaugurará con una exposición llamada La Genuina Experiencia (Maha Mudra), durante la cual un grupo de visitantes, con los ojos vendados, identificarán ciertos objetos, tocando, escuchando, oliendo, probando algunos alimentos… desarrollando, en fin, todos sus sentidos. Se pondrán delante de ellos unas misteriosas cajas negros, unos cuadros y otros secretos objetos.

También se impartirán cursos de Lengua de Señas Mexicana para todas las personas que deseen aprender (familiares, maestros, locutores) y se impartirán talleres de lectura y escritura Braille, con el fin de tener más empatía con las personas con discapacidad o debilidad visual.

Aunque, tal vez, lo mejor sean las cenas a ciegas, en las cuales los participantes, sin poder mirar, tendrán que averiguar qué tipo de alimentos están presentes, qué condimentos se usaron, escuchar un tema musical e identificar los instrumentos que están sonando y desarrollar otros juegos. Los participantes deben, asimismo, identificarse y describir cómo son para buscar compenetrarse mejor.

En general, el plan busca difundir la cultura de la discapacidad para lograr más eficacia en el trato de los ciudadanos con capacidades diferentes a la hora de brindar servicios bancarios, de restaurante y otros muchos.

Música, teatro, lecturas…  de todo

Nacho nos explica que los productores de Poéticas Influyentes buscan abarcar mucho, pero en dosis limitadas: se ofrecerán tertulias poéticas para los creadores jóvenes, lecturas dramáticas, presentaciones de teatro en corto o breve, montajes de sets de programas de tv y radio y conciertos de grupos con un pequeño formato.

Todo esto sin descartar posibles presentaciones de libros y exposiciones de artistas de la plástica, quienes podrán traer a sus invitados.

Amor al arte, no al dinero

La casa cultural no tendrá fines de lucra, por lo que solo se pedirá a los asistentes una cooperación voluntaria o una cuota fija para que el lugar subsista y sea cuidado por todos.

Nacho Tena y Juan Medina Salgado se proponen llevar adelante un concepto bien pensado y mejor estructurado que, seguramente, interesará mucho a los amantes de la cultura y la literatura en la ciudad. Ellos creen que una verdadera creación artística debe crecer libre y sin perezas administrativas, como los cactus de la leyenda, capaces de florecer entre las piedras.

La inauguración oficial está prevista para mediados de este mes de octubre a fin de celebrar el Día Internacional del Bastón Blanco, que se dedica a las personas con alguna discapacidad visual.  

Deja un comentario