Haz tu propio jabón de azufre para combatir el acné y el exceso de grasa

21

Ciudad de México – Salud180

El exceso de grasa en la piel del rostro, así como el acné, son problemas comunes. Si luchas contra ellos, existen opciones naturales que pueden ayudarte. Te decimos cómo hacer jabón de azufre para combatir ambas molestias.

El acné es una enfermedad común de la piel que no sólo afecta a los adolescentes, en algunos casos puede permanecer en edades avanzadas, como los 40 o 50 años, según explican los National Institutes of Health en Estados Unidos.

Este ocurre cuando los folículos pilosos bajo la piel se obstruyen por grasa y células muertas, lo cual puede dar lugar a las lesiones. El tratamiento depende de cada persona, pero en ocasiones puede ayudar el lavar tu rostro con productos que sequen el exceso de grasa.

¿Cómo hacer un jabón de azufre?

El azufre es un mineral natural presente en la corteza terrestre. Este elemento tiene importantes usos, entre estos, es apreciado para el cuidado de la piel, gracias a sus propiedades antimicrobianas y capacidad de absorber el exceso de grasa.

Una excelente forma de aprovecharlo es con un jabón que ayude a la limpieza de tu rostro, y para hacerlo sólo necesitas:

  • 500 gramos de jabón base de glicerina.
  • 25 gramos de azufre en polvo (para uso dermatológico).
  • 5 gramos de aceite de jojoba (aprox. 1 cucharadita).
  • Esencia aromática (opcional).
  • Molde de silicón.
Foto: MunayCare

Preparación

  1. Corta la base de jabón de glicerina en trozos y derrítela a baño María, sin que hierva. Hazlo a una temperatura baja y remueve constantemente. De lo contrario, los especialistas en elaboración de jabones de Gran Velada, explican que podría perder su hidratación natural.
  2. Separa una parte del jabón derretido y añade el azufre; revuelve bien para que se incorpore. Cuando no queden grumos, mézclalo con el resto del jabón.
  3. Agrega el aceite de jojoba, mezcla y añade la esencia si lo deseas.
  4. Incorpora todo y vierte en el molde de silicón. Busca un molde que tenga varios espacios para hacer jabones pequeños o medianos.
  5. Cuando se haya endurecido, desmolda y guarda. Puedes empaquetar por separado y regalar o vender.

¿Cómo funciona el jabón de azufre en la piel?

El azufre es un tratamiento tópico común para el acné. Según especialistas, actúa de forma similar al peróxido de benzoilo y el ácido salicílico, pero con una mayor suavidad para la piel. Su principal característica es absorber el exceso de grasa, lo cual ayuda a reducir el riesgo de brotes.

Asimismo, puede secar las células muertas de la piel, ayudando a destapar los poros. Sobre cómo usarlo, especialistas de Mayo Clinic, recomiendan hacer abundante espuma con el jabón y agua tibia, y lavar las zonas afectadas. Enjuaga, aplica de nuevo, frotando suavemente y retira el exceso de espuma con una toalla, sin enjuagar.

Puedes hacerlo una vez al día, pero la recomendación es consultar a tu dermatólogo para conocer las indicaciones según tu caso, así como confirmar que seas candidata. De igual modo, si tiendes a las alergias, consulta a un médico antes de usarlo y, en caso de alguna reacción, suspende su uso y busca ayuda.

Finalmente, el aceite de jojoba también es un excelente aliado de tu piel y la lucha contra el acné, pues no sólo hidrata tu piel, también tiene propiedades antibacterianas, antioxidantes, hipoalergénicas y ayuda a controlar la producción de sebo.

Cuida tu piel, anímate a hacer este jabón de azufre y combate el exceso de grasa en tu piel, así como los granitos. Sólo recuerda que ningún remedio natural sustituye el tratamiento médico.

Deja un comentario