‘Tengo muchas amenazas’, denuncia Silvano ante la CNDH

370

Morelia, Michoacán

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, informó que está amenazado por Morena y sus partidarios, además de que tiene una denuncia en su contra por traición a la patria ante la Fiscalía General de la República. Por lo cual, acudió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a presentar una queja.

Al presentarse ante el organismo en la Ciudad de México, el mandatario estatal puntualizó que la denuncia narra a la presidenta del órgano, María del Rosario Piedra Ibarra, todos los sucesos que se han suscitado desde el pasado 6 de junio, e insistió en que hubo una presunta narco elección para favorecer al partido guinda.

“En la denuncia narro todo eso e incluyo la narrativa de todas las veces que he pedido audiencia al presidente para muchos temas de interés estatal, no de interés particular, porque represento a cinco millones de michoacanos y otros 4.5 millones que van y vienen a Estados Unidos, por ese asunto el presidente debería recibirme”, indicó sin señalar de parte de quién en concreto recibió amenazas.

Aureoles Conejo destacó que mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador recibe hasta en dos ocasiones a otros gobernadores, a él se le “discrimina”, lo cual representa una violación al derecho fundamental de audiencia que tiene como ciudadano y como representante de una entidad federativa.

“Al contrario de recibirme, tengo amenazas de gente cercana a él, gente cercana a su partido, Morena. Tengo denuncias ante la Fiscalía General de la República por traición a la patria, y las versiones de los voceros de Morena y del presidente amenazándome de que iré a la cárcel. Eso es una violación sistemática de mis derechos como ciudadano, por eso vengo a ver a la presidenta de la CNDH, para entregarle en sus manos la denuncia que he elaborado para proteger mis derechos”, añadió.

El último gobernador perredista del país insistió en que seguirá en marcha con su “cruzada por la defensa de la libertad ciudadana”, toda vez que México está en riesgo de convertirse en un narco-Estado.

“Las señales ahí están: tenemos al presidente agradeciendo a los delincuentes que se portaron bien en la elección; se trasladó a Sinaloa a visitar a la madre de un capo y ahora para coronar la historia, anuncia que el próximo embajador de España será el gobernador de Sinaloa (Quirino Ordaz). Es grotesca la permisibilidad, la tolerancia y la convivencia del titular de ejecutivo federal con poderes fácticos que violentan la libertad y ponen en riesgo a las instituciones”, finalizó.

Deja un comentario